Podcast. Episodio 004. Entrevista a Ana Miller, copywriter

Programa emitido el 29/01/2021


Todas las entrevistas | Puedes escucharlas también en Apple Podcasts | iVoox | Spotify | Google Podcasts | Amazon music y en otras plataformas buscando por «Detrás del teclado» o con este RSS


Introducción

Hoy estaremos con Ana Miller, copywriter y podcaster que entre otras cosas nos contará:

  • Por qué apuesta por la especialización en el cliente, y no en ningún sector.
  • Qué es lo más importante cuando presentas un servicio a un cliente (el precio es lo último).
  • El error que no debes cometer nunca con un cliente, o lo perderás para siempre.
  • En qué fallan la mayoría de las empresas en su estrategia de marketing.
  • Qué consejo daría a alguien que empieza, en cualquier profesión (y que puede resultar contradictorio para un profesional autónomo).
  • Qué servicio de copywriting es el que hace más falta, y por qué ha decidido crear un curso en torno a él (audio separado en las notas).


Personas y referencias citadas

Podcast

Libros

(ver las notas al pie)

  • Vende a la mente, no a la gente, de Jürgen Klaric (TTL) (Am*).
  • El arte de cautivar, de Guy Kawasaki (TTL) (Am*).
  • Cómo convencer: guía práctica para triunfar en una discusión, de Michael A. Gilbert (Am*).


Para saber más de Ana Miller


Transcripción de la entrevista

Despliega el texto

Michel Toumi: Buenas tardes Ana, bienvenida y muchas gracias por ponerte hoy al otro lado del micro. 

Ana Miller: Hola Michel, un verdadero placer y un honor estar aquí, estoy contentísima. Gracias por invitarme de verdad aquí a tu casa. 

Michel Toumi: Vamos a hablar mucho de copywriting en este programa y de cómo entiendes esta profesión que pocas personas conozco defienden con tanto entusiasmo como lo haces tú. Esta pasión la compartes en todo lo que haces, también en tu podcast. El programa de Ana Miller: es toda una referencia para quienes queremos utilizar este canal y para quienes quieran escuchar, entretenerse y aprender sobre copywriting. Lo lanzaste ya hace más de dos años y me parece interesante que ya que estamos en un podcast, nos hagas balance de qué ha supuesto para ti crear este programa. 

Ana Miller: Pues mira, el podcast va a hacer ya casi tres años. Para mí ha sido todo un descubrimiento, a nivel personal, y a nivel profesional también. Me ha dado la oportunidad de conocer a gente estupenda, gente con la que guardo relaciones muy bonitas, gente que me ha aportado muchísimo. Gente que no me ha aportado tanto. Me ha hecho ver un poco la realidad de la situación. Y a nivel personal ha sido como un reto. Mira, yo cuando lancé mi negocio, mi negocio es de marca personal. Yo estaba acostumbrada hasta ese momento de estar detrás de una marca y ser yo, bueno, aunque fuera la voz cantante, digamos, pero estaba detrás de una marca, no era mi nombre. Y el hecho de lanzarme con mi propio nombre, me entró el pánico escénico al principio, pasé bastante miedo, literal, porque estaba sola ante el peligro, y el podcast me ayudó muchísimo a romper y superar ese miedo. Y conocerme también un poquito más a mí misma. Gracias a él he crecido tanto, personal como profesionalmente. Ha sido toda una experiencia, todo un descubrimiento. 

Michel Toumi: Dices que te ha servido también para conocer cuál es el estado del copywriting. ¿Ha cambiado tu visión sobre la profesión a raíz del programa y de la gente que has ido invitando?

Ana Miller: Básicamente va cambiando, yo creo. Considero que se ha convertido en una especie de moda donde parece que todo el mundo ahora quiere ser copy. A mí me encanta que venga muchísima gente a nuestra profesión, pero no todo el mundo creo que está preparado para ella. No sé, quizás porque yo soy una romántica, la defiendo como con mucho mimo. Para mí, cuando me vino a buscar, porque yo siempre digo que me descubrió a mí la profesión, amo esta profesión. Como hablábamos antes afuera de micro, tenemos esta pasión, y llegas a ver y conocer a gente que sí la siente de verdad, desde el corazón, y es como lo transmite, el entusiasmo que tienen. Pero también hay gente que lo hace por moda, y es lo que más me molesta. Me molesta mucho. Pasa con todos los actores igual, aquí siempre hay gente que viene como a machacar un poco la historia. 

Michel Toumi: Y lo dices tú, que ya llevas más de cinco años como copywriter, que ya te podemos considerar una veterana. Por supuesto, hay personas con más años, pero lo cierto es que la mayoría de los copys que pasarán por este programa llevan menos tiempo que tú. ¿Cómo decidiste plantear tu propuesta actual de servicios? ¿Has pensado en algún momento especializarte en algún nicho? 

Ana Miller: [00:03:17] Sé que es algo que se toca mucho, el tema de especialización en sectores. Yo estoy en contra de eso. Creo que nosotros los copys tenemos que centrarnos en la persona, no tanto en el sector. Es verdad que tienes que conocer el tema del que estás hablando. Si estás haciendo una página de ventas, por ejemplo, tienes que saber cómo vender ese producto, cuáles son sus beneficios y demás, o ese servicio. Pero creo mucho más en la persona, en el cliente, en el usuario final. En mi caso mi negocio lo he enfocado más hacia una hiper especialización de cliente. El tipo de cliente con el que yo me siento cómoda trabajando, más que el sector. Es verdad que a lo mejor está muy de moda el copy gastronómico, el copy turístico, vale, y es verdad que tú sí tienes manejo de un sector, vas a tener más control. Pero yo siempre digo una cosa,  igualmente tienes que investigar para una empresa para que trabajes haciéndole copywriting, porque al final estás investigando al cliente potencial que tiene esa empresa. Aunque conozcas el producto, tienes que investigar igual. ¿Qué más me da a mí, cuando me enfrente a un sector nuevo, que me cuente la empresa qué es lo que hace si realmente tengo que investigar a la persona que va a comprar, al cliente potencial? Por eso no estoy a favor nunca de una especialización en un sector, pero sí en especializarte en el tipo de cliente. 

Michel Toumi: ¿Qué tipo de cliente es el que trabajas? 

Ana Miller: A pesar de que en mi web vas a ver que tengo varios servicios, el que más estoy potenciando, el que voy a explotar en 2021 al máximo, es el tema del copy SEO, la redacción copy SEO. Creo que hace muchísima falta, más que el copywriting puro, una página web que tengas que realizar sus textos. Yo me quiero focalizar más en el tema de la redacción de marketing de contenidos. ¿Por qué? Porque es un sector que está todavía por explotar, porque todavía hay mucha confusión. Por parte de los SEO, de la necesidad de contratar un copy, y por parte de los copys, de la necesidad de saber SEO. Creo que necesita muchísimo trabajo y también mucho desarrollo. Yo me siento súper cómoda en este tipo de cliente. Mis clientes son, desde agencias de marketing a SEO puros y duros, como páginas de nicho. Todo lo que sea generación de contenido para un blog, con la aplicación de copywriting, me fascina, es lo que voy a hacer, y en lo que me voy a focalizar. 

Michel Toumi: Y ¿lo vas a hacer tú sola o en colaboración con algún SEO?

Ana Miller: Trabajo con varios SEO, actualmente. Tengo varios tipos de colaboración. Por ejemplo, con algunos SEO lo que hacemos es que entramos en un cliente, haciéndole el copy y el SEO en un pack conjunto, donde los resultados son espectaculares para el cliente, en cuanto a visibilidad, tanto a nivel de Google como a nivel de usuarios o a nivel de ventas. Así es básicamente como hago la colaboración con los SEO. Luego tengo otras colaboraciones a nivel más profesional. A mí me encargan, por ejemplo,  todos los contenidos de mis clientes. Por ejemplo, una agencia. Bueno, pues yo me encargo de aportar los redactores, hacer todo el contenido que necesitan los clientes de la agencia. Es otro tipo de colaboración que hago. Básicamente esas dos. 

Michel Toumi: ¿Y tu idea es seguir manteniendo esa colaboración con terceros o tú misma quieres ser capaz de ofrecer tanto el servicio de copy como el de SEO? 

Ana Miller: No, el servicio de SEO no lo voy a ofrecer nunca. A mí el SEO me encanta, me gusta formarme con el SEO, pero no soy SEO. Creo que si lo hiciera diluiría mucho lo que es mi pasión por el copy. Soy muy partidaria siempre de establecer sinergias y colaboraciones con terceras personas. Creo que pueden salir cosas muy bonitas, más que querer abarcarlo todo, porque entonces es como formar una empresa y yo estoy en contra de eso, en este momento no me apetece hacerlo así. 

Michel Toumi: ¿Cómo es la colaboración con un SEO? ¿Primero trabajas el concepto tú como copywriter y luego aportas esa base al SEO para que lo complemente? ¿O es un trabajo en paralelo? ¿Cómo lo planteas? 

Ana Miller: Es en paralelo. Tenemos que hacer un estudio con el cliente para ver qué necesidades tiene, tanto a nivel de SEO como a nivel de copy, con los objetivos que se quiera marcar. Trabajamos en conjunto. El SEO me tiene que dar a mí todo el que keyword research que necesita incluir, todo el tema del link building, todo el tema de enlazado interno, todo lo que quiere hacer, para que yo lo pueda conjugar con las palabras y preparar los contenidos. ¿Cómo lo hacemos? A través de un calendario editorial. Por ejemplo, para publicación de contenidos, a 6 meses vista, que es lo más normal. Ahí vamos generando el contenido y vamos analizando mes a mes cómo va todo el trabajo que vamos haciendo. Oye, pues se han incrementado las visitas, pues ha subido ha bajado el porcentaje de rebote… Cosas de SEO que son muy complicadas de entender. Ver si ha subido la comunidad de seguidores del cliente, o si ha incrementado sus ventas. Utilizamos mapas de calor, por ejemplo, para ver dónde la gente se mueve más en la página, para potenciar más ahí los textos. Ese tipo de cosas. 

Michel Toumi: Interesante. ¿Y los clientes de alguna manera los filtras? 

Ana Miller: Mucho. Sí. 

Michel Toumi: ¿Qué proceso sigues para ese filtrado? 

Ana Miller: Pues yo me dejo llevar mucho por la intuición. Cuando estás trabajando, tienes que estar cómoda con la gente con la que trabajas. Siempre, antes de hacer ningún tipo de propuesta o cerrar ningún acuerdo, hago una reunión muy intensa con la persona con la que supuestamente vamos a trabajar juntos. Si detecto que hay conexión, si hay feeling, si hay ganas de hacer cosas juntos, entonces sí que ya me decido a colaborar, voy a ayudarte, vamos a entrar a trabajar en tu proyecto. A veces la gente habla mucho de esto por las redes sociales, es que el cliente me habla mal, es que me siento muy incómodo… Hay que saber también filtrar y no tener miedo de decir que no. Esto es como cuando buscas pareja, tú no te emparejas con cualquier persona. Tienes que sentir una serie de cosas o una serie de magia, de feeling para emparejarte. Pues es lo mismo con un cliente. Ese es un poco el filtro que sigo, puramente la intuición. No hay más. No tengo ninguna fórmula mágica. Simplemente hablamos, me cuentas tu proyecto, te conozco cómo te expresas, cómo me miras, cómo me hablas, porque es como vas a hablarle a los clientes tuyos, realmente. Yo, como copy, cuando entro en tu negocio a trabajar en tu proyecto, tus clientes, tus seguidores, no pueden notar que ha entrado una tercera persona. Tienen que notar que eres tú quien está escribiéndoles a ellos. Necesito empaparme mucho de la persona, del dueño de la empresa, para poder hacerlo. Es como los filtros, realmente. 

Michel Toumi: Quizá por ese proceso de filtrado que comentas, en una entrevista dijiste que tu tasa de aceptación de las propuestas que envías a los clientes es muy alta. El filtrado seguro que tiene una parte muy importante. Pero luego la propuesta, ¿cómo la planteas al cliente, cómo le presentas tus propuestas? 

Ana Miller: Cuando presento algo al cliente lo último en lo que pienso es en el precio, porque si piensas en el precio y se lo trasmites se vuelve un monstruo contra ti. ¿Qué es lo que hace mucha gente? La gente se basa en «es que soy más barato que mi competencia». Yo nunca he mirado eso. Ni siquiera sé cuánto cobran mis competidores y nunca lo miré cuando empecé. Porque yo lo planteo como una colaboración juntos, donde te voy a contar cómo hago mi trabajo para que tú entiendas por qué llego a donde llego, te explico todo y cada uno de los pasos de trabajo que yo hago, y te transmito ese entusiasmo que me ha generado esa reunión que tuve contigo y por qué quiero trabajar en tu proyecto. Pues mira, por esto, por esto y por esto. Y luego sí, hablamos de precio, por supuesto, nadie trabajamos por amor al arte, eso está clarísimo, pero trato de buscar ese punto de conexión emocional con la persona con la que voy a trabajar, porque está demostrado que las personas podemos pagar hasta un 20, hasta un 30% más de precio cuando nos sentimos cómodos y conectados con la empresa con la que vamos a trabajar como clientes. Si vas a comprar un producto o un servicio no te importa pagar más, si realmente tienes esa satisfacción, ese confort, esa conexión con la empresa. Y eso es como trato de transmitirlo en mis propuestas económicas. 

Michel Toumi: Comentabas que comenzaste sin ninguna referencia de precios de otros copys. Al final, cómo estableciste los tuyos ¿cómo fijas tus tarifas? ¿Haces una estimación del esfuerzo que te va a dar? ¿Es un poco por la experiencia acumulada? ¿Depende del sector al que te dirijas? 

Ana Miller: Para el tema del tema de los precios. Bueno, hay una fórmula de precios genérica que todos conocemos, que todos aplicamos. A la hora de fijar precios, yo siempre digo que no tengo tarifas fijas porque depende mucho de quien tengo enfrente. Tú has comentado algo muy importante, que es el sector. No es lo mismo investigar para un sector que conoces que para uno que no conoces, no tanto por tu conocimiento del sector, sino por la complejidad que tiene. A veces trabajamos con productos que son complejos a la hora de transmitir al cliente cuáles son los beneficios que le va a aportar. También depende mucho del grado de madurez del cliente. No es lo mismo un cliente que sabe que tiene una necesidad y que va a buscar una solución, a enfrentarse a un cliente que no tiene ni idea que tiene una necesidad y tienes que despertársela. Eso supone mucho más esfuerzo. Al fin y al cabo, supone más trabajo. Entonces hay que tener en cuenta una serie de variables a la hora de poner los precios, que van fruto un poco de todo esto que te cuento. Evidentemente hay unas tarifas base, tenemos que cubrir unos costes. Pero yo no funciono en coste más beneficio, sino que tengo en cuenta todas esas cosas. También depende el volumen de trabajo que sea, el tiempo que vamos a estar colaborando. Todas esas variables también me influyen a la hora de poner mis precios. 

Michel Toumi: Cuando acompañas a un cliente en algún proyecto, después ¿haces un seguimiento de cuál ha sido el resultado? ¿Qué variables tienes en cuenta a la hora de medir el impacto de tu trabajo?

Ana Miller: Pues mira, siempre me encanta y me apasiona que me cuenten y que me llamen y que me digan pues oye, he conseguido… Nos fijamos incrementar las ventas como objetivo, incrementar las ventas un 10%, pues hemos conseguido un 12, o un 8, pero cuéntame algo, dime si mi trabajo ha surtido efecto porque a mí me va a satisfacer mucho. En el caso, por ejemplo, en el que trabajamos para marketing de contenidos puro y duro, por ejemplo, para páginas de nicho o páginas de afiliación, pues vamos a ver cómo han incrementado tus visitas, cómo se ha incrementado tu comunidad, cómo va tu funnel, a ver qué ha pasado. Además exijo que me lo digan, porque lo necesito. No es, «escribo cuatro palabras, te las entrego y hasta luego». No, no, aquí me gusta un poco más implicarme. Esa es la forma de hacer seguimiento, que me cuenten el resultado. Tampoco hay unas variables fijas. Solamente que te llame el cliente y te diga oye, mira, es que he conseguido (lo que sea). Felicidad máxima para todo el día, ¡es genial! [risas].

Michel Toumi: Hay algún proyecto con el que te sientes especialmente satisfecha, o que fuera un reto enorme cuando te lo plantearon y te has dicho, «mira qué bien he podido sacarlo adelante junto con mi cliente». ¿Alguno que recuerdes de forma especial? 

Ana Miller: Me acuerdo de un proyecto con una empresa muy grande, una empresa española muy grande, un e-commerce enorme, muy conocida. Empecé a trabajar las mal llamadas fichas de producción. No las llamo así, no las llamo fichas, las llamo páginas de ventas. Fue un reto muy importante para mí, porque cuando trabajas en una empresa muy grande, normalmente como está muy departamentalizada, hay muy poca coordinación (generalmente, ojo, hay empresas que sí lo hacen), pero no hay mucha comunicación entre los responsables de los diferentes departamentos. Y lo que piensa el SEO no lo piensa el de marketing, ni tampoco lo piensa el de compras. Estás como una pelota de tenis que vas de un lado para otro y no sabes por dónde aterrizar. Yo, por ejemplo, a la hora de trabajar con cualquier empresa, tú sabes que tenemos que hacer muchísima investigación antes de hacer nada, y yo soy muy pesada. Hago millones de preguntas, tengo mis cuestionarios con preguntas eternas que a veces me dicen pero ¿cómo quieres que te responda a esto? Pues me lo tienes que contar, porque si no, no hay forma de que yo me entere. Y conseguí de alguna forma que me entendieran y que comprendieran que mi trabajo también formaba parte de hacer preguntas y de investigar. Y salió un resultado bastante interesante. Pude entender lo que ellos querían, ellos también pudieron entender mi trabajo. Fue muy bonito el trabajo, al final. Porque, en general, no me suele gustar mucho trabajar con empresas muy grandes en ese sentido, como te acabo de comentar, porque son como demasiado deshumanizadas, están cada uno a su bola. Y (no todas, insisto) en algunas como que entra un copy y dicen ¿qué es esto? ¿Quién es éste? Ah, es un redactor, venga, toma, te doy esto y te buscas la vida. Yo no trabajo así. A mí me gusta mucho trabajar muy mano a mano, de forma muy humana, de persona a persona ,y en ese caso lo conseguí. Así que para mí fue todo un reto. 

Michel Toumi: ¿Y esas empresas te encuentran a ti o vienen de la mano de alguna agencia con la que colaboras? 

Ana Miller: Yo todos mis clientes me entran por el boca a boca, funciono así. Es verdad que a veces entra algún cliente a través de la web, o a través de redes sociales, pero el 95% de los clientes que vienen a mí es porque vienen de parte de alguien, siempre del boca a boca. 

Michel Toumi: Es un porcentaje fantástico, la verdad. 

Ana Miller: Hay que currarlo también mucho. Pero sí, se consigue [risas].

Michel Toumi: Has mencionado antes tu web. Una web que has cambiado este año, que te ha costado mucho, comentabas en uno de tus postcast. Cuéntanos, ¿cómo ha sido ese proceso de crear tu página web y cómo dijiste ya está, ya he terminado?

Ana Miller: Bueno, te confieso que no está terminada todavía [risas]. Es muy difícil, porque tú piensa en la web cuando la tenemos que hacer con los clientes, pues cuando lo hacemos para nosotros se multiplica por mil el trabajo, tú lo sabes igual. Tienes que ser capaz de transmitir tus propios valores, transmitir toda la esencia de quién eres, a nivel profesional y también a nivel personal, porque no dejamos de ser personas y también tenemos nuestros fallos, como todo el mundo. Me costó muchísimo sentarme. Escribir textos para mí fue toda una odisea porque no sabía por dónde empezar. Estuve las Navidades del año pasado, como muy frustrada. Decía, «hoy sin falta me pongo a hacer la página de servicios», por ejemplo. Era imposible, imposible. Y bueno, de repente llega un día la inspiración, pero porque te aprieta el tiempo y tienes que decir «o lo hago o lo hago». ¿Cuándo decidí cortar? Cuando le pasé los textos al diseñador y me dijo «están muy bien, no toques nada», porque tocaba cualquier cosa, tocaba las imágenes, tocaba el diseño… Era una odisea, pero fue un trabajo muy bonito y espero que no me dé por cambiarlo de nuevo porque es horrible [risas].

Michel Toumi: Antes mencionadas la faceta también personal de este trabajo, y además tú eres una persona muy pasional. ¿Cómo haces para esos días en los que la «Ana persona» no se siente con ánimos de levantarse de la cama, pero tiene un encargo de un cliente que tiene que sacar adelante? ¿Cómo disocias ambas partes? 

Ana Miller: Es muy complicado Michel. De verdad, yo me muevo mucho por esa emoción. Si no estás motivado, al final no sale el trabajo. Aunque quieras escribir, no somos máquinas. Esto tiene el gran problema o la gran virtud de que es muy creativo. Entonces, ¿qué hago? Bueno, pues normalmente esos días, en los que a veces padezco muchos dolores de cabeza, todo hay que decirlo, tengo jaquecas de vez en cuando, tengo migrañas y oye, pues llegan y tienes que desconectar, porque si no es que te mueres cuando te duele la cabeza, es tremendo. Pues simplemente me voy a la calle, me voy a dar un paseo, a darme una caminata buena, que me de mucho aire en la cara, que me despeje. Y cuando vuelvo a casa, pues siempre cuando vuelvo surge como la magia, decir «pues ahora sí tengo ganas de trabajar». Hay días que no llega. Mira, antes me sentía muy mal por esto. Antes decía «es que si me quito de trabajar y tengo planificada mi agenda, me sentía muy culpable». Como si fuera hasta una mala persona, qué mala profesional soy. Pero ahora no, ahora he aprendido que si el día se ha presentado gris, pues está gris. No podemos hacer nada contra eso. Vamos a dejar que pasen unas horas y si tiene que pasar todo el día sin trabajar, ya llegará un momento de trabajar y de hacerlo, que seguro que llega. Y con esta forma de verlo, que me cuesta todavía, aún tengo momentos así, picos de «no, no me puedo quitar de trabajar». Aprendes a que al final tienes que buscar la calidad del trabajo que estás acostumbrada a hacer, más o menos buena, eso hoy no voy a entrar en valoración, pero tienes que estar a la altura de que se ha acostumbrado hacer y si el día se ha presentado con dolor de cabeza, pues chico, déjalo que se vaya y ya vendrá otro día. 

Michel Toumi: El trabajo lo sueles hacer en casa normalmente, aunque también creo que trabajas en un coworking o vas alguna vez a uno.

Ana Miller: Sí. Yo tengo en mi casa montada en una habitación, que tú lo estás viendo ahora porque estamos con la cámara abierta, no es un despacho, no me gusta llamarlo así, es como un estudio. Tengo mis libros, mis cosas, mi mesa y mi ordenador y tal. Pero es verdad que me agobia un poco a veces estar en casa tanto tiempo. Entonces sí que voy a un coworking. Además tengo la suerte que toda la gente que está allí trabajando son gente que tiene negocios digitales. Está dentro de la facultad de comunicación de mi ciudad, y entonces intercambias muchas impresiones con gente que tienen otros puestos, hay un community manager, hay una persona que hace tema de SEM, hay una persona que hace SEO, te ayuda mucho a seguir. Y luego también hay veces que me gusta irme a una cafetería, una tarde, pues no sé, a un Starbucks. Me gusta mucho ese concepto, pues muy americano. Me voy con mi portátil al Starbucks, me pido un café y estoy toda la tarde trabajando y observando a mi alrededor, y también me ayuda mucho a despejarme. 

Michel Toumi: Cuéntanos Ana, algún error profesional que hayas tenido que te haya hecho ser mejor copy.

Ana Miller: Pues un error que cometí fue no escuchar. Empecé a trabajar en una empresa, me pasaron el briefing del trabajo y demás, y no lo leí, no escuché. Fui un poco de sabionda, las cosas como son, y dije esto para mí va de sobrado, y me confundí. Perdí al cliente, lógicamente, porque no lo hice bien. A parte es que no hubo tanta conexión. A partir de ese momento también aprendí un poco más a seleccionar de alguna forma, como te he explicado antes, a través de la intuición y un poco del feeling al seleccionar a los clientes, porque en aquella ocasión me dejé llevar por, digamos, la ambición de que era un cliente muy potente, podía hacer muchas cosas con él, era unos ingresos interesantes. Y falló, primero porque no hubo conexión y luego porque no me paré a analizarlo bien, pararme un poquito más a ver qué es lo que necesitaba el cliente. Y a raíz de ahí fui perfilando un poquito más mi perfil. Lo que realmente busco lo voy cada vez más acotando a lo que me gusta, a lo que me satisface a mí. 

Michel Toumi: Comentabas antes que has trabajado con empresas grandes, con muchas empresas pequeñas también. Tu abanico de clientes es muy amplio y con algunas, imagino que con las pequeñas, haces también auditoría y mentoría. ¿Cómo es este proceso? ¿Cuáles son los errores habituales que te sueles encontrar o los problemas habituales que te suelen plantear estas personas o estos clientes que buscan esa mentoría o esa revisión de textos puntuales que puedes ofrecer? 

Ana Miller: El tema de la mentoría la suelo hacer no con empresas, sino con personas que se quieren formar dentro de lo que es la redacción y el copy. Y el tema de consultoría sí que lo hago con empresas que tienen páginas web muy bonitas, de verdad, tú entras y visualmente son muy atractivas, pero no tienen alma, no transmiten. Entonces ellos te dicen «yo es que he seguido los pasos», además te hablan de las fórmulas del copy, te hablan de cosas muy, muy nuestras, de nuestra profesión. Pero luego, cuando lees el contenido, ves que no transmite nada. Y el principal error que tiene muchísimas empresas que piden este tipo de servicio es que no conocen a su cliente potencial. Son las empresas que, como muchas (ahora cada vez menos, afortunadamente), que piensan que como estamos en Internet, yo abro el abanico del todo a todo el mundo que me pueda visitar, porque seguramente habrá alguien que me compre. Ese es un gravísimo error. Tú sabes que si no segmentas bien el público al final te mueres de éxito y al final el fracaso es total. Te das un tortazo en toda regla. Entonces, el principal problema que tienen las empresas es que están tan metidas en su producto, en su concha, en su empresa, que tú les dices, pero tienes que abrirte, tienes que saber quién está al otro lado, ¿quién te compra producto? Ahí empiezas a darte cuenta de que no lo analizan, bien por desconocimiento o bien por lo que te digo, porque están tan inmersos en su día a día que no son capaces de visualizar más allá. ¿Quién les da de comer realmente? Los clientes. Pero no los analizan, no los miman, los cuidan. 

Michel Toumi: Esto que dices es muy interesante porque al final tu trabajo como copywriter es un pasito más, haces hasta consultoría de marketing. Es algo mucho más global. Acabas definiendo a ese cliente cuál es su mercado, incluso cuáles son los servicios que deberían ajustarse a las necesidades de ese mercado. Creo que es muy interesante esto porque eleva la posición del copywriter, es algo más que alguien que redacte unos textos publicitarios. Tú les ayudas a orientar mejor su negocio. 

Ana Miller: Porque pienso que el copy es esto. El copywriting nos lo están vendiendo ahora mismo, como «escribir bonito». Es verdad que es escribir bonito. Es verdad que es buscar las palabras adecuadas. Pero es que detrás hay un proceso de venta. Si no sabes vender, si no sabes transmitir, comunicar, difícilmente vas a poder escribir, por muy bonito que lo hagas. 

Michel Toumi: A ti, por ejemplo, no te gusta definir el copywriting como escritura persuasiva. 

Ana Miller: A ver, es escritura persuasiva, lo es. ¿Es redacción publicitaria? Lo es. Pero va un poquito más allá. Quiero decir, ¿cuál es nuestra misión como copywriters? Tú tienes enfrente a una persona con una postura A, por ejemplo, tú tienes que ser capaz de hacerle ver a esa persona que es mejor la postura B, pero que además se crea que ha sido esa persona quien ha decidido por sí mismo pasar de la postura A a la postura B. Eso es un poco el trabajo del copywriting. Me molesta mucho cómo están contaminando el concepto de la persuasión. Tú a la gente le dices persuasión y salen corriendo, ¡viene el coco, esto es manipulación! No, perdone. Esto no es manipulación. Esto es, entre comillas,»educación», ponerle a la persona delante lo que no está viendo, ese es nuestro trabajo. Entonces cuando dices «escritura persuasiva», sí lo es, pero no me gusta. Me parece muy coja esa definición, porque creo que hay que explicar el qué es realmente la persuasión y qué no es la persuasión. 

Michel Toumi: Comentabas antes que algunos de estos clientes tienen algo de conocimiento de elementos de copy, por lo que te era más fácil plantearles tu propuesta y que entendiesen lo que les querías plantear. ¿Crees que es necesario que los clientes sepan un mínimo de lo que es el copywriting para que puedan entender las propuestas que les presentemos? 

Ana Miller: Ayuda mucho, es verdad. Por lo menos que sepan qué es copywriting. Ya no te digo que vayan un paso más allá, que sepan nuestras técnicas, no tienen por qué saberlo, pero que la gente tenga un respeto por esta profesión y entienda que es necesario nuestra intervención en una página web, porque de lo contrario es muy fácil que se diluya mucho el mensaje y no llegue de forma adecuada. Me parece todo un avance y eso creo que lo estamos empezando a experimentar. Tengo la sensación de que la gente está más concienciada con esto. Me refiero a las empresas en general. Hay todavía muchas empresas, sobre todo las que están digitalizandose ahora, es como muy nuevo para ellos. Es normal, son muchas cosas, «qué es esto de SEO, de qué me estás hablando, ¿tengo que pagar por esto?» No lo entienden muy bien. Pero las empresas que ya tienen un rodaje en Internet, cada vez están más concienciadas, no de la necesidad, de la importancia que supone el copywriting en su página web. No es mero lucimiento de poner palabras bonitas. No, si pongo la palabra X la estoy poniendo por esto, por esto y por esto. Porque tus clientes hablan así, así, así. 

Michel Toumi: Cuando esta empresa ha decidido que quiere contratar a un copywriter, entiende que es beneficioso para su negocio, ¿qué consejo le darías a una persona o a una empresa que busca un copywriter? 

Ana Miller: Sobre todo que tengan conexión con esa persona. Va a entrar en tu negocio, en tu empresa, una persona que va a escribir como si estuvieras escribiendo tú. Tienes que tener la suficiente conexión y confianza para poner en manos de una persona, tus valores y tu identidad de marca y tienes que tener ese punto de conexión. «Vale, es que me han dicho que eres muy buena», por ejemplo, a veces te dicen, «yo te quiero contratar a ti porque me han dicho que eres muy buena, o muy bueno». No, no vale con eso. Habla con esa persona, exprímelo, pregúntale, dile cómo trabajas, conecta con esa persona para que te haga los mejores textos que te puedan hacer. 

Michel Toumi: Y qué consejo darías a alguien que está al otro lado, alguien que quiere ser copywriter ¿Qué camino le dirías que tiene que tomar? 

Ana Miller: Pues un consejo que a mí me dieron mis padres, en mi familia, de toda la vida lo he visto en mi casa y lo he aplicado siempre. Rodéate de los mejores. Cuando quieras dedicarte a algo en tu vida, vamos a hablar de copy, que es lo más maravilloso que nos puede pasar, busca siempre rodearte de gente que te aporte, gente con la que puedas crecer a nivel personal y sobre todo a nivel profesional, porque de esa forma vas a forjarte un camino mucho más profesional, y vas a ganar mucho, vas a aprender mucho más. Está muy bien aprender con un curso, está muy bien aprender con la cantidad de páginas web que tenemos a nuestra disposición, conocimiento que hay muchísimo y gratuito en Internet sobre copywriting, pero es bueno que te rodees de gente que te pueda aportar y te pueda ayudar en tu lanzamiento y en tu conocimiento, sobre todo en Internet, que es un sitio enorme, es como si estuviéramos en un océano. Somos una gotita de agua en un océano. Es muy difícil poderte ubicar, lanzarte, que te conozca la gente. Rodéate de gente buena que te aporte, siempre. 

Michel Toumi: Dentro de este campo. ¿Cuáles son tus fuentes de inspiración principales que has tenido a lo largo de tu carrera? 

Ana Miller: Yo para inspirarme me baso mucho en lo que veo a mi alrededor. Observo mucho a mi alrededor. Cuando voy por la calle, caminando, dando un paseo. No vivo mirando escaparates sin más, en plan happy flower, sino voy observando si alguien me adelanta, pues qué va diciendo, cómo va vestido, cómo se mueve, qué carteles veo de publicidad en la calle, ¿qué campaña hace esta empresa? ¿qué tendencias? Escucho mucho las redes sociales. Hay muchísimo ruido ahora mismo en las redes sociales. Pues hay que escuchar, no tanto escribir, tanto publicar. La gente se obsesiona por publicar en redes sociales. Yo no soy así. Yo me puedo pasar horas leyendo en las redes sociales, y de ahí saco muchísimas cosas para mi podcast. De ahí, me sale mucho la inspiración. También la inspiración para el trabajo, para saber cómo están las tendencias y hacia dónde van las cosas. En algún momento que pueda utilizar para mi propio uso profesional, también lo cojo de ahí. 

Michel Toumi: Hablabas antes de la formación que debe tener un copywriter. Hay mucho conocimiento gratuito, como has comentado, en Internet. Es muy complicado centrar el tiro en propuestas de valor y está bien que alguien venga y ordene todo ese contenido y te los sirva de una manera que realmente para ti sea productivo. En ese sentido, tú el año que viene (2021) tienes un reto que es lanzar una formación, comentabas en un podcast recientemente. Cuéntanos cuál va a ser tu propuesta diferencial con esa formación.

Ana Miller: Ha sido peor que un parto, Dios mío, llevo más de un año con este proyecto y por fin va a ver la luz [risas]. Te cuento un poco el proceso. Inicialmente pensé en hacer una formación de copywriting, porque hay mucho, mejor dicho, ¿cómo explicarte? Poca formación, pero muy potente, no sé cómo decirlo. Ya sabes, los grandes tienen sus propias escuelas de copy. Se llevan el mercado de la formación del copy, que me parece fantástico, además formaciones buenísimas. Inicialmente pensé en hacer algo así, pero me di cuenta que yo no podía competir con ellos. Aparte que no quiero competir, la competencia quiero que sea algo muy positivo cuando estás en un sector en concreto. Entonces, preguntando a la gente, al final decidí que por qué no hacer una cosa más escalonada. La gente me decía, yo prefiero que saques un módulo por módulo en lugar de hacerlo todo de golpe. ¿Y en qué ha derivado esto? Pues en un curso de formación de redacción SEO Profesional, SEO copy. Redacción SEO copy. Creo que es la base un poco de todo el comienzo de cualquier copywriter, saber redactar. Nos ponemos a pensar en las fórmulas, en estrategias, pero luego te vas a la realidad y ¿realmente sabemos redactar? Es la pregunta que yo siempre me hago. Yo tengo siempre abierta una oferta de empleo en mi perfil de LinkedIn, porque siempre me gusta buscar colaboradores y gente para trabajar en mi equipo. Y siempre me doy cuenta, cuando estamos hablando o estoy viendo su perfil, pienso y me digo ¿por qué me dice que es copywriter si no sabe redactar? Es muy complicado. Entonces he sacado una formación de redacción, SEO copy, pero va un poquito más allá del típico curso donde te descargas unos vídeos, pagas un dinero, lo haces y se acabó. No, aquí quiero ayudar a la gente de alguna forma. Me gusta mucho, me siento muy bien cuando estoy ayudando a los demás. Entonces he buscado la forma de que esas personas que se formen conmigo puedan empezar a trabajar desde ya, en una agencia de contenidos, como punto de partida. Evidentemente, habrá gente que luego diga «yo no quiero trabajar en una agencia, quiero ir por libre», porque esto es así, pero no quiero que la gente lo perciba como un curso de formación de la colección que tenemos ya por ahí en la oferta formativa que hay ahora, sino algo que realmente vas a poder trabajar en ello. Yo voy a estar encima de ti, trabajando contigo. Yo en primera persona, no quiero que lo haga nadie más que yo. Y de hecho es una formación que voy a ofrecer como algo…  no quiero vender un curso, quiero ayudar a formar a la gente. Por tanto, no me preocupan esas cifras que te dicen por ahí, es que generé seis cifras en una semana. Me parece genial que lo haga la gente. A mí eso no me interesa. A mí me interesa que la gente que realmente quiera hacer el curso, mi curso, pues esté convencida y que sea una persona, un redactor de vocación. Porque habrá más ediciones. Mi idea es que esto vaya más, que luego se vaya convirtiendo en más formaciones, más concretas. Ya nos vamos al copy, nos vamos a temas mucho más específicos, porque luego da mucho juego. Una vez que empiezas puedes generar muchísimo más contenido. Eso es un poco la oferta que se me ha ocurrido hacer, ayudar a los demás, es mi objetivo. 

Michel Toumi: Por lo que dices imagino que serán grupos muy reducidos, entiendo, para que tú puedas estar encima de ellos, acompañarles en todo ese proceso.

Ana Miller: Pues no lo tengo pensado, todavía. Quiero ser muy sincera con esto. Yo esto lo hablo mucho con mi trafiker y con mi asistente virtual, siempre y cuando hablamos y nos reunimos para organizarlo todo. Yo siempre les digo, yo no soy una persona conocida, no aspiro a tener ventas, ya no digo millonarias, sino de grandes cantidades de alumnos, porque sé que no va a ser así. Hay que ser realista. Tampoco tengo unas estadísticas que pueda decir, pues mira si voy por aquí, o voy por allí seguro que voy a conseguir mejores resultados. No. Yo voy a lanzar el producto, vamos a ver cómo respira el mercado. Más o menos tengo el mercado bastante bien investigado, creo. Igual me doy el batacazo, padre. Pero bueno, esto es así, esto es emprender, ¿no? Y vamos a ver qué pasa. Y una vez lancemos la primera edición, vamos a ver qué pasa para luego ir adaptándolo a lo que realmente pide el mercado. Por tanto no tengo un número concreto porque estoy convencida de que no va a ser una cantidad de alumnos exagerada. O sea que no me asusta decir ¡me van a venir 100 personas!, porque sé que no va a ser así, hay que ser realista. 

Michel Toumi: Y la duración de este curso o de este módulo que has planteado de SEO Copywriting.

Ana Miller: [00:35:45] Tiene una duración aproximadamente de 2 meses. Lo que es el curso es como una evolución. Yo te voy a ir enseñando mi propia experiencia de cómo he formado yo mi negocio. Qué es lo que aconsejo que puedas hacer para crear tu propia marca personal y vivir de tu negocio de redacción. Hay mucha gente, y esto me da mucha pena, y esto lo vivo todos los días, que son redactores profesionales, gente buenísima, totalmente anónimos, que les pagan, de verdad, una miseria y no pueden vivir de esto. Me da mucho coraje que esa gente desaproveche su talento. Entonces mi curso te va a enseñar cómo gestionar, cómo hacer, cómo diseñar tus estrategias para que tú puedas sobrevivir de tu trabajo como redactor. Porque se puede vivir de escribir. Es fácil. A ver, no es fácil, hay que ser muy constante, muy tenaz. Pero al final se consigue. Entonces, más allá de enseñarte a redactar, enseñarte cosas de SEO, dentro del curso hay un mini curso de SEO también hecho por un SEO muy famoso, en fin, hay una serie de cosas muy chulas, pero más allá de todo eso, también te enseño cómo enfrentarte a la realidad: me levanto por la mañana, tengo que salir a buscar clientes, tengo que salir a buscar colaboradores, hacer miles de contactos. ¿Cómo se hace eso? Te lo voy a enseñar también el curso. 

Michel Toumi: Esto también enlaza con un tema que últimamente hablas mucho, que es el de la productividad. Vas a tener que organizarte bien para atender todos estos frentes. Quería que comentases un poco esta cuestión, ¿cómo ha ido mejorando tu productividad como copywriter? ¿Qué consejo darías para alguien que se dedica a este mundo desde esta perspectiva, de cómo organizarse para que le cunda más el tiempo y pueda alcanzar sus objetivos? 

Ana Miller: Pues los expertos dicen que tenemos que dejar un 20 por ciento de nuestro tiempo para temas personales, para imprevistos, llámalo equis. Yo he seguido ese consejo. No es que deje el 20 por ciento de mi tiempo para temas personales, sino que divido el tiempo en porcentajes. Yo dedico, por ejemplo, de lunes a jueves, lo dedico para mis clientes 100 por cien. Todo lo que sea escribir, corregir a mis redactores, entregar a mis clientes, reuniones con quien sea, y los viernes y los fines de semana los dedico a mi negocio, para cosas mías internas. Es mi forma de hacerlo, me está funcionando bastante bien. ¿Lo puedo cumplir? No todas las semanas, porque hay veces que llega un pico de trabajo importante y tienes el viernes que utilizarlo para trabajar. Pero en el fondo me viene muy bien porque es como que tengo un colchoncito. Ese día que en teoría es para mí, pues si tengo un apretón de trabajo o me ha pasado, por ejemplo, que hablábamos antes, ese día que me levanté con dolor de cabeza y no pude trabajar, bueno, pues sé que puedo recuperarlo el viernes. Entonces creo que a mí me funciona muy bien distribuir el tiempo en porcentajes entre clientes y lo que no son clientes, que serían cosas de mi propio negocio. 

Michel Toumi: Tu faceta más creativa es por las mañanas, por las noches, ¿te reservas un momento concreto del día para desatar toda la creatividad que necesita este trabajo?

Ana Miller: Tengo temporadas. Ahora estoy en un momento en el que me concentro muy bien por las mañanas. No sé porque, quizá es que estamos en diciembre o en enero, en invierno. Hay momentos del año en que, por ejemplo, cuando hace calor prefiero trabajar por la noche, a lo mejor porque hace más fresquito o mi mente está más despejada. En general yo soy muy nocturna, me gusta mucho la noche y me concentro muy bien por la noche y me fluye mucho la creatividad por la noche. Pero no se puede siempre estar trabajando de noche. Lo que sí te digo es que el momento este de la tarde, primera hora de la tarde hasta las seis a las siete, para mí es el peor del día, para escribir no puedo, no me concentro nada, no sé si tengo sueño, me tengo que tomar un café. Utilizo ese tiempo para hacer cosas que no son de creatividad, que son más rutinarias, pues otras tareas que me entretienen, digamos, que sé que tengo que hacerlas, pero nunca dejaría ese momento para escribir, por ejemplo, no sé, una página «sobre nosotros», salldría como un churro, imposible. [risas]

Michel Toumi: Ana, si tuviésemos que reducir las facetas de un copywriter a dos únicamente, que es «saber escribir» y «saber vender», únicamente tuviésemos estas dos, ¿qué porcentaje le darías a cada una? 

Ana Miller: Es una buena pregunta, una muy buena pregunta. Fíjate, pienso que es verdad que copywriting es escribir, pero yo siempre le digo a todo el mundo, el 80% de mi tiempo lo dedico a investigar. Así que yo pienso que un 80% del tiempo o de la virtud que pueda tener un copy es para vender y el 20% para escribir. Porque si sabes encontrar el punto de conexión con el usuario, si sabes destacar esos beneficios que le van a satisfacer sus necesidades, escribir te viene solo, es muy fácil, porque sabes qué tipo de palabras utilizar, como dirigirte a esa persona. Por lo tanto, 20% escribir, 80% vender. 

Michel Toumi: Y en este sentido, ¿recomendarías a los futuros copywriters que dediquen también tiempo de formación a la venta? Técnicas de venta, escuchar podcast sobre venta, leer libros sobre venta. Dinos algunas recomendaciones que nos darías de libros, páginas web, listas. 

Ana Miller: Sobre páginas web, la verdad no te digo ninguna porque creo que hay muchísimos estilos de copywriting y tienes que encontrar el que te guste a ti. Hay un copy más agresivo, como mucha influencia más de Estados Unidos. Hay un copy más, digamos emocional, que también gusta y para algunas cosas es muy interesante. Tienes que buscar un poco la gente que te gusta. En tema del libro te he traído tres, los tengo aquí además, porque bueno, dos de ellos son para mí como dos biblias. Yo los utilizo continuamente, los tengo llenos de notas, llenos de post-its y llenos de historia. Uno se llama «véndele a la mente y no a la gente», de Jürgen Klaric. Este libro es sobre todo el tema de neuromarketing. Creo que es muy importante conocer, como copys, el funcionamiento del cerebro. Cómo funcionamos los humanos. Estamos programados, aunque nos cueste creerlo, programados para responder de forma automática ante determinados estímulos. Y este libro te aclara muchísimas cosas y te ayuda muchísimo a enfocar una venta. Otra recomendación que me chifla es el libro «El arte de cautivar». El autor se llama Guy Kawasaki. La definición de cautivar que hace el autor me fascina. Y aparte, el autor nos explica cómo podemos hacer un lanzamiento. Este señor trabajaba en Apple en la época cuando lanzaron el Mackintosh, en los años 80-90 del siglo pasado, y explica con mucho detalle muchas cosas que a veces se nos escapan, detalles cuando hacemos un lanzamiento, pero no porque vayamos a lanzar un producto digital, no, vamos a escribir una página web, vamos a escribir cualquier cosa, vamos a darnos a conocer al mercado, pues esto nos puede llevar muchísimo a entender a las personas que tenemos ahí, cómo las podemos, digamos, despertar esa necesidad, ese impulso para que nos compren. Y como tercera opción te traigo un libro súper antiguo, que estaba mirándolo antes y creo que lo tengo conmigo desde hace como 20 años, que se llama «Cómo convencer: guía práctica para triunfar en una discusión». Está escrito por Michael A. Gilbert. Es un libro que tengo conmigo fácilmente 20 años, porque pienso que es muy importante que sepamos aprender a escuchar, porque si escuchamos, hacer una escucha activa, podemos hacer una buena negociación, y con un cliente siempre hay que negociar mucho. No solamente me refiero a negociar el precio del presupuesto y que le pasemos, sino a negociar las palabras. Ya me he encontrado muchas veces con gente que me discute mucho las palabras que yo pongo, porque no les suenan en su cabeza, buscan palabras diferentes, y les explico el por qué, es que esto es así por esto. Siempre cuando entrego mis trabajos explico mucho el porqué, pues esta palabra, porque este párrafo, forma parte de nuestro trabajo. La habilidad de saber escuchar me parece que es fundamental para un copywriter.

Michel Toumi: Me ha parecido muy interesante esto que has dicho de negociar las palabras, hay clientes que te ponen en cuestión palabras concretas. Cuando eso ocurre, ¿cómo lo gestionas? ¿Le planteas diferentes textos alternativos, diferentes titulares alternativos para derribar esa duda que te plantea el cliente o finalmente acabas por convencerle de que confíe en tu criterio? 

Ana Miller: Normalmente trato de persuadirle para que consiga lo que yo he puesto [risas]. No, no, yo siempre le explico el porqué. Te pongo un ejemplo. En un cliente estábamos trabajando un tema de un producto gastronómico, producto gourmet, muy caro. Y entonces había una palabra que era tan fácil, como yo le decía siempre  «cuando llegas a tu hogar…», y bueno, era un contexto muy familiar, muy acogedor, y encima te encuentras este manjar en tu cocina, es una felicidad máxima. Y él me decía que no le gustaba la palabra hogar. El prefería «cuando llegas a casa». ¿Cómo lo superé? Al final ganó el cliente, pero porque yo quise que ganara él, porque tampoco quiero que se sienta muy presionado, a ver es tu empresa, es tu negocio, tu página web y tienes que sentirte cómodo con lo que pones. Y si lo que yo pongo no te gusta, aunque yo te lo argumente, evidentemente quién tiene la razón eres tú, ¿no? Pero sí que le argumenté por qué, tu cliente es este tipo de persona, con estos gustos, con estas costumbres, con este nivel social, nivel económico, este status. Y le encaja mejor esta palabra por esto, por esto y por esto. Entonces me dijo, «me has argumentado muy bien y me ha encantado y me has convencido, pero voy a poner la palabra que me gusta». Digo vale, me parece muy bien y me encanta que la gente sea sincera [risas]. Al final es lo que yo siempre les digo tienes que estar tú a gusto, yo te puedo ayudar, pero siempre trato de argumentar en base a quién lo va a leer, que es quien tiene que recibir esa sensación. Al final tenemos que transmitir sensaciones y emociones. 

Michel Toumi: Creo que cuando presentas una propuesta por escrito, a veces lo acompañas de audios explicando lo que has enviado por escrito. Esto es una técnica habitual que haces o en determinados textos que crees que son más complejos. 

Ana Miller: Depende, no de la complejidad en sí del texto, sino a lo mejor si es una persona muy quisquillosa, una persona muy detallista, una persona que quiere saber el porqué de las cosas, pues le argumentas con un vídeo o un audio, pero vamos, no lo hago todos los días. Hay gente que cuando nos vemos y nos hemos conocido, ya nos hemos dado cuenta de quiénes somos cada uno. Si mando un correo muy detallado no hace falta el audio porque lo va a entender de sobra. 

Michel Toumi: Cada entrevistado deja al siguiente, sin saber quién va a ser, una pregunta que no haya escuchado antes en ninguna entrevista. El anterior invitado fue Joan Marco y la pregunta que dejó fue ésta: ¿Por qué alguien debería contratarte a ti y no a otra persona que ofrece lo mismo que tú y es más barato?

Ana Miller: Yo creo que si medimos una propuesta económica por el precio y se lo emitimos así a nuestro cliente potencial, entonces significa que no tenemos conexión emocional con el cliente. Y además el precio se puede volver un monstruo, como te dije antes. Por tanto, como copywriters, tenemos la obligación de conocer el funcionamiento del cerebro cuando compramos. Las emociones hacen que la gente pague hasta un 20 o un 30% más en un producto o servicio, dejando lado el precio. Al final el precio no tiene tanta importancia como se la damos muchas veces nosotros. Entonces, respondiendo a la pregunta de Joan, ¿por qué elegirme a mí? No voy a responder a esa pregunta porque no tiene respuesta para mí, realmente. Depende de la conexión emocional que yo tenga con ese cliente potencial, igual es mejor que elija a mi competidor más barato, pero no por su precio, sino por la comodidad que sienten juntos. Al final es lo que te decía, si transmito esa emoción, esa conexión, esa sensación de bienestar y de oye, qué ganas tengo de trabajar contigo, pues quiero que me elijas a mí, pero no porque sea yo más barata o más cara que mis competidores. Ya te he dicho al principio de la entrevista que no sé cuánto cobra la gente por ahí, no lo he mirado nunca. 

Michel Toumi: Esa conexión es lo más importante. Es lo que has comentado en toda la entrevista. Sin esa conexión el precio es un elemento que acaba siendo secundario. ¿Y qué pregunta dejarías tú a la siguiente persona invitada? 

Ana Miller: ¿Crees que el copywriting es una profesión como otra cualquiera o es necesario tener verdadera vocación para escribir? Quiero decir, ¿es una profesión vocacional? ¿Nos elige o la elegimos?

Michel Toumi: Muy bien, pues ahí quedará y veremos a ver qué es lo que nos contestan. Pues llevamos ya 50 minutos, aproximadamente. Y para terminar, lo que me gustaría, aunque ya lo has venido diciendo durante la entrevista, pero por concretarlo, ¿para tí qué es ser copywriter y qué es lo que más te gusta de esta profesión? 

Ana Miller: Para mí ser copywriter es una filosofía de vida, literal. Creo que desde que lo soy, soy feliz. La felicidad vino a mi puerta. Lo digo siempre, porque es verdad, tengo una felicidad inmensa por mi profesión. Gracias al copy he conseguido fusionar dos grandes pasiones de mi vida. Por un lado es escribir y por otro lado es el tema de marketing, negociación, ventas. Fusionar ventas con la escritura a través del copy es lo que más me fascina de esta profesión. Yo siempre he escrito, pero escrito para mí, en plan bueno, pues lo típico, haces un diario, tus anotaciones, pero poder transformar esa pasión en una profesión, y encima que también te ayude, porque yo vengo del mundo del marketing de toda mi vida. Y poderlo hacer así, conjunto, es que es maravilloso. Lo que más me gusta de todo. 

Michel Toumi: Muy bien Ana, pues aunque dejaremos en las notas del programa las referencias que hemos estado hablando, y pondremos también tu página web, recuérdanos dónde te podemos encontrar. 

Ana Miller: Mi página es www.anamiller.net. También estoy en redes sociales, estoy sobretodo en Twitter, en Instagram y en LinkedIn, con el nombre de Ana Miller Copywriter. También tengo un canal en Telegram. Es como un espacio muy íntimo, no somos mucha gente. Yo no soy muy partidaria de tener muchos seguidores, no aspiro a eso, aspiro a que la gente que esté conmigo sea gente que le gusta lo que hacemos y compartir cosas y demás. Y en Telegram abrí un grupo para compartir el día a día del copy, cosas que me van pasando, » en esto me he equivocado, o fíjate qué bien me ha salido esto otro», reflexiones personales, cosas que me van pasando de mi trabajo diario. Se llama también mi nombre, Ana Miller: en Telegram, también te dejaré el enlace por si lo quieres poner. Y luego también comenté en un podcast que tengo un canal en YouTube, lo que pasa es que no lo estoy utilizando. Lo tengo porque he subido algunos vídeos de algunas conferencias que he dado, por si la gente las quiere ver, pero no me da tiempo, ya es imposible también hacer vídeos y todo, ya sería demasiado. Pero bueno, también está ahí por si quiere pasarse la gente. 

Michel Toumi: Creo además que en cada canal procuras poner contenidos diferentes. No repetir los mismos contenidos en todos los canales, que es una cuestión que alguna vez has hablado,  que cada canal necesita unos mensajes y que va a unos públicos distintos. Pues intentaremos seguirte en casi todos los que podamos [risas]. Ha sido un placer tenerte aquí, Ana. Muchísimas gracias por estar en este programa y nos seguimos escuchando. 

Ana Miller: Nos seguimos escuchando. Un millón de gracias, de verdad. Me he sentido súper a gusto. Se me ha pasado el tiempo volando. Ha sido como ¡ya han pasado 50 minutos!, por favor. Muchísimas gracias, de verdad Michel, y además te deseo muchísimo éxito con tu podcast. Aquí tienes una oyente asidua a él y también para lo que quieras, aquí estoy. Ya sabes que ya nos conocemos y un placer. Un millón de gracias. 


Pregunta que deja Ana para el siguiente invitado

«¿Crees que el copywriting es una profesión como otra cualquiera o es necesario tener verdadera vocación para escribir? Quiero decir, ¿es una profesión vocacional? ¿Nos elige o la elegimos?»


Enlaces de afiliados

En la sección de libros verás que, siempre que sea posible, habrá dos enlaces: uno a Todostuslibros.com, de la Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Librerías, y otro a Amazon. Siempre que puedas, compra en la librería de tu barrio o localidad.

Cualquier enlace con un asterisco (*) indica que se trata de un enlace de afiliado. Si haces una compra siguiendo ese enlace no pagas más y yo podría llevarme una comisión (ver aviso legal).


No te pierdas ninguna entrevista

Estas han sido los últimas entradas en la sección Detrás del teclado:

Apúntate a mi lista para no perderte ninguna entrevista y escríbeme para sugerir nuevos invitados, preguntas que te gustaría escuchar o cualquier otro comentario sobre el programa 😉

2 comentarios en “Podcast. Episodio 004. Entrevista a Ana Miller, copywriter”

    1. Gracias a ti por pasarte por el programa con tu doble sombrero de copywriter y de podcaster. Ha sido una entrevista muy interesante. Mucha suerte con el nuevo proyecto que nos has presentado. ¡Nos escuchamos pronto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *