Podcast. Episodio 012. Entrevista a Cristina Fuertes, copywriter

Programa emitido el 26/03/2021


Todas las entrevistas | Puedes escucharlas también en Apple Podcasts | iVoox | Spotify | Google Podcasts | Amazon music y en otras plataformas buscando por «Detrás del teclado» o con este RSS


Introducción

Hoy hablaremos con Cristina Fuertes, copywriter, formadora en copywriting y redactora, que entre otras cosas nos contará:

  • Qué lecciones hay detrás de un lanzamiento fallido.
  • Cómo y por qué construir una comunicación coherente para tu negocio.
  • Cuál es la materia sobre copywriting que te será difícil estudiar, aunque busques información en 5 idiomas.
  • Por qué, a diferencia de otros copywriters, prefiere otras redes sociales antes que Linkedin.
  • Qué diferencias hay entre un pavo relleno y el SEO copywriting.
  • Cuál fue su experiencia con la app de la que todo el mundo habla.
  • Qué ingrediente, más allá del copywriting, le trajo éxito en la gestión de las redes sociales de una empresa.
  • Qué puedes aprender de un anuncio fantasma que no leerás nunca.


Personas y referencias citadas

Copywriters

Otras personas


Para saber más de Cristina Fuertes


Transcripción de la entrevista

Despliega el texto

Michel Toumi: Bon día Cristina, Buenos días. Gracias por abrirnos una ventana a lo que hay detrás de tu teclado.

Cristina Fuertes: Buenos días, Michel. Muchas gracias a ti, me hace mucha ilusión. En general, participar en podcasts es algo que me gusta muchísimo. Así que estoy muy contenta de estar hoy aquí y de contaros un poco lo que queráis preguntarme.

Michel Toumi: Muchas cosas, como veremos enseguida. Me gustaría empezar esta entrevista hace un mes. El pasado 18 de febrero Cristina envió un correo a su lista. No fue un correo más. De hecho, fue el primero que enviaba en cinco meses. Fue un correo cercano, el que nos mandaría una amiga después de un largo período sin que supiésemos nada de ella. Venía con una disculpa y con tres consejos que te servirán, da igual a lo que te dediques, pero especialmente si trabajas por tu cuenta. Cristina, ¿qué nos contabas en ese correo?

Cristina Fuertes: Pues, mira, era un correo de disculpa por haber estado 5 meses totalmente out. En realidad era un correo a una amiga. De hecho, empezaba diciendo: »Si fueras mi mejor amiga estarías cabreada conmigo», y con razón, ¿no? La lista de correos es una cosa súper íntima y yo no era de esas personas que cada miércoles, o cada día 20 escribe. Yo cuando tengo tiempo preparo correos. Pero a pesar de ello, 5 meses sin escribir no había estado nunca.

Entonces empecé el correo así y explicando el por qué y las razones. Una era porque estaba embarazada, y había tenido un inicio del embarazo complicado. En realidad, comparado con lo que tiene mucha gente al principio del embarazo, mi inicio del embarazo era normalísimo, o sea, simplemente estaba derrotada. Pero, claro, yo soy una persona muy activa, de no parar nunca quieta, y el hecho de estar físicamente derrotada me derrotaba mentalmente. No puedo no estar haciendo cosas, y esto era como un bucle, ¿no? Entonces explicaba que ese era uno de los motivos y que luego había otro motivo; había hecho el lanzamiento de un curso, el segundo lanzamiento, de hecho, y no había funcionado como esperaba.

Preferí ser súper sincera en ese sentido, porque además creo que hace falta mucha sinceridad en el mundo online en general, es decir, del marketing. Porque parece que creas un negocio online, luego tienes que hacer el curso, lanzar el curso, el curso va a ir súper bien y luego vas a trabajar en la playa con mojitos y tu portátil. Entonces quise desmitificar un poco esto y expliqué que el primer lanzamiento del curso había ido súper bien. Superó muy por encima las expectativas que había creado, y el segundo lanzamiento no.

Y expliqué un poco el porqué de ¡Ostras!, ¿qué pasó? ¿Qué puedes aprender tú de esto? Y expliqué que en mi caso, pasó que en un lanzamiento tienes que estar presente constantemente. Coincidió este lanzamiento con el inicio de mi embarazo, por lo que yo a nivel de energía estaba bajo suelos. Además, digamos que eso que dicen tanto de la mentalidad, del mindset, que a mí es algo que me carga un poco, pero  tiene un punto de razón. Es decir, si tú no estás bien, tu negocio no va a estar bien, básicamente porque puede que no tengas ganas de estar por tu negocio. Y entonces la primera semana del lanzamiento hubo muy pocas ventas, me parece que una, o algo así. Y eso, claro, acabó como de hundirme, ¿no? 

Y luego, el otro aprendizaje que saqué de todo eso fue: Vale, ¿has tenido un fracaso o un aprendizaje? Porque al final dices fracaso, ¿por qué? En realidad las cinco alumnas que entraron fueron alumnas geniales. Nos lo pasamos súper bien, han quedado contentísimas, han aprendido muchísimo y luego han ido entrando otras en evergreen. Porque el curso digamos que tiene como dos opciones, hacerlo con mi apoyo, que ahora no está abierto, o hacerlo en evergreen, lo haces a tu aire. Las alumnas estaban súper contentas. Pero bueno, yo me sentía que no había conseguido lo que buscaba y me quedé ahí dándole vueltas. Y el aprendizaje es; Húndete en la miseria, te caes, te pegas la leche, te sacude un poco la herida, la limpias y luego sigues y ya está, y no pasa nada. Y de eso aprendes.

De hecho, otra de las cosas que he analizado a posterior es que durante mi lanzamiento, había también un lanzamiento de Soy Copywriter de Javi Pastor, que no es el mismo público, porque yo no voy a buscar gente que quiera ser copywriter. Pero sí es cierto que a nivel publicitario, Javi estaba copando el mercado, y es lógico, Javi tiene una potencia a nivel publicitario que evidentemente yo no tengo. Y eso también fue a nivel de planificación. Dices, pues haberlo hecho un mes más tarde o un mes antes. Esos fueron mis aprendizajes, y ahí pegué una parrafada a los pobres suscriptores de mi lista que ahí quedaron [risas].

Michel Toumi: Además de la coincidencia que comentabas del curso de Javi Pastor, cada vez hay más oferta formativa en copywriting. Los últimos dos años no han dejado de salir propuestas. La tuya sí que es un poquito más específica. Realmente, es copywriting para redes sociales. Tú sigues creyendo que es algo donde puedes seguir, donde se puede seguir creciendo y que hace falta. Imagino que seguirás potenciando ese curso.

Cristina Fuertes: Sí, porque realmente hace falta. Me encuentro sobretodo mucho en el sector de community managers, que están formados, saben cómo usar las redes sociales, pero que les falla ese punto de: ¿Y ahora de qué escribo?, ¿cómo escribo?, ¿cómo generar engagement?, ¿cómo me cargo, por así decirlo, al dichoso algoritmo de Instagram? Es decir, ¿Cómo? Porque al final el algoritmo parece como si fuera el ente maligno, pero en realidad el algoritmo son los padres. O sea, si tú creas buen contenido que genere esta interacción. Luego hay picardías que puedes tener que ya no tienen nada que ver con copywriting. Es interactuar con tu audiencia justo un poco antes de publicar el post, justo después, etcétera. Pero al final, si el contenido es bueno y tú interactúas un poco, te cargas al algoritmo, lo vences, por así decirlo. Aquellos que dicen »No, es que el algoritmo no ha bajado el alcance». Sí, hay más gente cada día en las redes sociales, etc. Pero también es cierto que el copy ayuda en ese sentido, ¿no? Entonces creo que hay mucho camino por recorrer y los community managers buscan mucho este tipo de formación, pero no se van a meter a una formación de copy específica para ser copys, porque no lo quieren ser. Quieren seguir con lo suyo y eso también es lógico, y también los emprendedores.

Michel Toumi: Los que hacen todo, los que al final hacen de community manager, de copywriter y gestionan su negocio. Porque, ¿tú crees que en una empresa pueden convivir, si tiene recursos, un copywriter y un community manager, y cómo lo pueden hacer para que el mensaje sea coherente y vayan alineados?

Cristina Fuertes: Sí, eso depende mucho de lo que decías, de si es viable económicamente. Pero yo creo que sí, pueden convivir y que además pueden convivir muy bien. El cómo, cuál es el flujo de trabajo con el que trabajarían, digamos, un copywriter y un community manager. Yo creo que lo primero, y que ahora se empieza a oír mucho también en Internet, es el tema de la identidad verbal. Es ¿cuál es el tono de nuestra marca?, ¿cómo nos comunicamos? Una cosa muy básica, pero que digamos irá luego con el resto de la comunicación es que, ¿tratamos de tú o de usted?, por decir una cosa, digamos, muy básica, pero que es parte de esa identidad verbal. 

Es decir, si yo como copywriter estoy haciendo los correos a la lista, etcétera, y estoy preparando las secuencias, los paneles, el newsletter semanal, etcétera. Yo tengo que tratar a mis clientes, a mi lista, de una forma que no choque frontalmente con lo que se hace en redes sociales, a pesar de que sean canales distintos y de que pueda que la audiencia sea distinta, pero la marca es la misma. Crear un manual de identidad verbal ayuda mucho en ese sentido, del tipo de expresiones que se usen, el tono de voz, la voz de marca que son distintos, ¿no? Dependerá de las circunstancias. Pero que haya esa coherencia en la marca. ¿Cómo trabajan?, eso dependerá también de la empresa. Si sólo hay un copy y un community, es distinto que si realmente hay un equipo, pues quizás aquí habrá que hacer reuniones semanales, preparar un briefing, un calendario. Mira, esta semana vamos a hacer la promoción de no sé qué. Pues venga, todos alineados, qué destacamos de esta promoción. Los mensajes quizás preparados por el copy, pero luego adaptados por el community manager a cada red social. Pero yo creo que si hay pasta, hablando claro, se puede, sino, una misma persona.

Michel Toumi: A la hora de preparar el curso, comentabas que en español había pocas referencias especializadas únicamente en copywriting para redes sociales. Quizá te has apoyado en otras formaciones o en otros contenidos que pueda haber en otros idiomas. ¿Crees que hay diferencias entre cómo se pueden trabajar las redes sociales en inglés, que es una fuente habitual de consulta, o en otros idiomas que tú manejas, con nuestra propia idiosincrasia?

Cristina Fuertes: Yo creo que aquí más que el idioma, es el tema cultural. Es decir, el idioma, por ejemplo, en mi caso al final busqué cosas en inglés, porque incluso por salirme, out of the box, busqué algo en francés. No hay nada. Hay muy pocos copywriters en francés, yo no digo en Francia, sino en francés. Busqué canadienses, busqué belgas. Belgas sí que hay una chica que estaba en el mismo Mastermind que yo, Nadia, y es francófona, está en Bélgica. Pero es que ella tiene por delante una labor de evangelización, por así decirlo, porque prácticamente no ha llegado el copy. Entonces, claro, por la parte francesa había poco que rascar. Luego, por la parte inglesa tienes lo que quieras, pero también es cierto que hay poca cosa aplicada a redes sociales. Y luego busqué incluso en portugués. No lo hablo, pero lo leo porque además por mi trabajo anterior, estuve en un tema bancario donde había un banco portugués y tenía que leerme la prensa en portugués. Y además el portugués no es tan diferente del catalán, por lo que más o menos mezclando catalán, castellano, pillabas lo que leías. Y en portugués hay más cosas, en portugués brasileño, porque en Brasil sí que el mundo online está muy desarrollado, pero tampoco encontré grandes referencias, así que al final era en inglés y en libros. ¿Por qué? Porque en los libros de copywriting en plan manuales, los «tochos»,  hay cosas que son extrapolables a las redes sociales y en algunos, los que están más actualizados, sí que hay menciones de una página, dos páginas, cinco páginas, no más, sobre redes sociales. 

A partir de aquí coges la información, la extrapolas y dices, vale, ¿y esto cómo se aplica a cada red social, con cada idiosincrasia de cada red social? Pero la información copy al final es universal. Lo único que tienes que vigilar es, por ejemplo, si usas palabrotas en inglés o en castellano, ¿no? Incluso te diría, en el inglés en Inglaterra usar palabrotas te puede costar una conversión, y en inglés americano puede ser tu marca de identidad. En España, depende a quién te dirijas. En Latinoamérica quizás hay ciertas palabras que no se pueden usar y aquí sí, hay que vigilar mucho en ese sentido. Pero lo que es la esencia, es la misma, es universal. El cerebro funciona igual aquí que en la China popular. Es eso, buscar la información y ordenarla.

Michel Toumi: Imagino que en el curso también recomiendas determinadas redes en función del tipo de negocio, ¿no? Porque no es lo mismo tener un producto de moda, de ropa, que tener un negocio financiero. Así, a grandes rasgos, ¿qué grandes ideas podrías dar sobre qué redes son más apropiadas en función del tipo de negocio?

Cristina Fuertes: Digamos que yo creo que en función del tipo de negocio y en función de la persona que hay detrás del negocio. Por ejemplo, lo que decías, un asesor financiero. Lo primero que viene a la cabeza es un una empresa seria, correcta y profesional que se vaya a LinkedIn. Sí, LinkedIn funciona muy bien para encontrar prospectos, pero también es cierto que puede irse a Instagram y encontrar clientes. Entonces aquí, ¿qué hay que poner en la balanza para decidir una u otra? Sobre todo, uno, el tiempo, porque no puedes estar en todas partes. Además, si empiezas desde cero, estar en todas partes es totalmente contraproducente. Así que centrarte en una sola red social y si luego quieres, y ahora los community managers por favor que se tapen los oídos, lo replicas en otras redes sociales.

Eso no se debe hacer, pero yo al final soy muy práctica y muy realista. Yo sé que un emprendedor que está empezando una empresa que no tiene un departamento entero de marketing, no puede tener una estrategia diferenciada en cada red social, porque solo haría eso y el negocio tiene que vender. Hay que ver cuál es la red social en la que está la audiencia. En el caso del asesor financiero, es muy probable que la audiencia esté en LinkedIn, pero lo cierto es que todo el mundo que está en LinkedIn, o el 90%, tambié tiene un perfil en Instagram en el cual van a entrar a distraerse, procrastinar, hacer ver que trabajan. Y ahí tú les puedes pillar con un contenido entretenido, con un contenido que estés tratando de viralizar. Puedes conseguir llegar a esa persona. ¿Es una persona de una empresa seria, correcta, profesional? Sí, pero también tiene Instagram.

Combinar ese «dónde está mi audiencia» con el «dónde me siento cómodo yo como creador de contenido», tanto si soy el creador de contenido de una empresa súper top con una estrategia detrás con más de una persona, como si soy un emprendedor que estoy empezando sólo. Si yo no estoy cómodo en Tik Tok, si yo tardo una hora y media en hacer un video de Tik Tok, no vayas a Tik Tok. Es que aunque tengas la mejor marca del universo, es inviable. Entonces, o bien contratas a alguien si hay el presupuesto, o bien, buscas una red social en la que te sientas cómodo. 

A partir de aquí hay que ponerlo en la balanza. Para todas las empresas de marketing, copywriting, etcétera, hay un hueco en Instagram. Por supuesto que se puede vivir sin Instagram. Por supuesto que es cada vez más complicado crecer, porque cada vez hay más gente, cierto. Pero hay hueco. Se puede compartir contenido de forma muy visual, puedes re-aprovechar contenido de un blog. Tienes un post de blog, lo coges, lo partes en cuatro trozos y tienes cuatro post para para Instagram, o lo puedes explicar en stories. Es decir, es un poco dónde te sientes cómodo y evidentemente que esté todo bien.

Michel Toumi: Tú misma como copywriter trabajas las diferentes redes, pero LinkedIn, que quizás es la primera que pensaría un copywriter, es la que menos trabajas.

Cristina Fuertes: Sí, justamente. De hecho, lo hice por un tema de estadística. Dices «Vamos a hacer lo que funcione». Yo estuve, te diría que fue finales de 2019, intentando una estrategia en LinkedIn. Lo que hice fue intentar trasladar la estrategia del mail diario, pasar la del mail a LinkedIn. Vamos a probar a ver qué tal. Apareciendo cada día y haciendo, contando una historia, explicando. Era como una pequeña historieta que siempre tenía un aprendizaje de copy detrás, como hacen muchísimos copywriters. Justamente que usan ese principio del enemigo común, ¿no? De ¡Buaj, es que las redes sociales son el diablo! Yo sólo mails, el mail lo vende todo. Y dije, pues voy a trasladar esto a LinkedIn. A mí personalmente no me funcionó y eso que en LinkedIn tengo una red enorme de gente. Es verdad que sobre todo son copys, es decir, no son potenciales clientes. Pero tengo una red muy grande. Y aun así a mí no me funcionó y al final dije ¿Resultados? no muchos. Vale, sigo con lo mío, Instagram, YouTube y la lista de correo.

Michel Toumi: Porque para quien no conozca a Cristina, aparte de este curso de formación, es copywriter. Trabaja cualquier tipo de texto, hace también redacción SEO, hace también de community manager de un sólo cliente [risas]. Además es casi a jornada completa, ¿no? dedicas mucho tiempo a este cliente.

Cristina Fuertes: Bueno, ahora que no nos oye este cliente, realmente es el cliente más fácil que tengo porque soy su buyer persona. O sea, digamos que los contenidos me salen solos, literalmente. Entonces lo único que me supone, entre comillas, más trabajo es la atención al cliente, es decir, el responder a mensajes. Pero, al final las preguntas que te hacen suelen ser siempre las mismas. Es una estación de esquí catalana, Port del Comte, una de las más pequeñas, de las pocas privadas que quedan que no tienen financiación de la Generalitat. Y digamos que cuando yo todavía sólo hacía community management, es decir, no me había formado como copy, me ofrecí. Yo fui allí, a puerta fría. Hola ¿qué tal? Fría no, porque me conocen, soy esquiadora de la estación de toda la vida. Pero fue allí, hola, ¿qué tal? Quiero llevaros las redes. Entonces les presenté una propuesta. Luego, rascando e investigando, mi propuesta era más del triple de lo que estaba cobrando el chico que se lo llevaba. Era un chavalín joven, cuando digo joven era 18 o 19 años, ya que a los 15 había montado una empresa de llevar redes sociales. Entonces, claro, él cobraba una miseria porque con 18 años, oye, no sé cuántas empresas te caen. Mil euros y tú das palmas, ¿no? Entonces él cobraba muy poco. Y es cierto que llevaba aquello de, bueno, ahora posteo algo, ahora no. Siempre las mismas fotos, siempre el mismo texto. En inglés hay una expresión que me gusta mucho ‘If you pay peanuts, you get monkeys‘. «Si pagas con cacahuetes, obtienes monos». Pues el chico hacía para lo que le pagaban. Punto. Y me presenté. Me dijeron, uh, no, que esto es muy caro. Y al cabo de un año y pico, cuando yo ya estaba de lleno en el mundo del copywriting y ya no llevaba redes sociales, me vinieron a buscar y me dijeron, oye, queremos que lleves las redes sociales. Estuve por decirles que no, pero realmente como era mi cliente ideal, porque es la estación en la que siempre he esquiado, la estación en la que doy clases de esquí, en la que ahora aprende mi hija a esquiar, fue como «Sí, tengo que hacerlo». Es un cliente que es muy fácil para mí, porque yo conozco la estación, conozco sus secretos, o sea, puedo explicar. Podría tener contenido para los próximos 20 años. Entonces es muy sencilla de llevar.

Michel Toumi: Y si ahora te fueras un año atrás, ¿qué estrategias intentarías para conseguir ese cliente, sabiendo que estás compitiendo con gente que trabaja a unos precios muy inferiores a los tuyos?

Cristina Fuertes: Al final la misma, ¿eh? O sea, yo fui muy consciente. Spoiler: si te va en ello las facturas de este mes, no hagas lo que hice yo. Pero yo fui muy consciente de que mi oferta era esa, y yo de ahí no iba a bajar. Conozco las estaciones. Esta es una estación que precisamente sigue siendo privada porque recortan gastos al máximo y, además, el dueño no cree en las redes sociales, y me dijo algo así como «porque mi hija me ha dicho que me lo tienen que llevar bien ». Ese era el perfil, y yo sabía eso. Entonces yo fui allí con mi propuesta. Les hice una especie de propuesta a nivel económico, pero también una propuesta de cómo podemos mejorar. Qué propuestas hay de mejora, sin enseñar la pata entera, pero enseñando un poco la patita para que veáis qué bien puede quedar. Y fui allí y dije, si me dicen que sí maravilloso, si me dicen no, o regatean o lo que sea adiós. No hay problema, es decir, yo no os necesito, me necesitáis más vosotros a mí que yo a vosotros. Repito, si las facturas de ese mes se van a pagar, si todo el mundo va a comer en casa. Entonces pensé, todo llegará. Y efectivamente, al cabo de un año me vinieron a buscar y eso fue como ¡Wow! Pues mi estrategia funcionó, ¿no?

Michel Toumi: Relacionado con esto, hablabas que esto es una pista de esquí privada, y en la previa comentábamos que uno de tus errores profesionales que más te han enseñado en el mundo del copywriting tiene que ver con tu trabajo con las administraciones públicas.

Cristina Fuertes: A ver, al final el tema de las administraciones públicas tiene una cosa muy buena y una cosa muy mala, y si te metes ahí, como mínimo, debes saberlas. La cosa muy buena es que sabes que vas a cobrar sí o sí. La cosa muy mala es que sueles cobrar tarde y que no tienes un interlocutor, tienes 8000 interlocutores. Bueno, en realidad tienes un interlocutor. Pero luego la decisión sobre lo que tú escribes se toma en un despacho con 8000 personas opinando sobre una frase con una coma aquí o una coma allá. Y eso desgasta alucinantemente. Además, aquel fue un proyecto con el que estaba muy ilusionada, porque al final fue un proyecto con muchos ceros y estaba como muy contenta. ¡Mira qué guay! Y realmente cuando luego miras, registras un poco el tiempo que dedicas… Yo soy bastante desastre. O sea, realmente conté menos horas de las que dediqué de verdad. Y luego contabas la rentabilidad por hora y piensas Dios mío, ¿qué he hecho? No eran tantos ceros como parecía. Y en ese sentido hay que tener mucho cuidado con eso. 

Después está el tema de que muchas veces sigue habiendo un idioma, un tono de voz muy carca que no conecta con la sociedad. Yo entiendo que hay empresas, y siempre pongo el mismo ejemplo, una funeraria no puede usar según qué tono y qué jolgorio. Pero, una administración pública, ¿por qué no puede dirigirse a sus ciudadanos de tú a tú, dejándose de este lenguaje rimbombante? Entonces luchas con eso también, si eres copy con una visión de oye, vamos a hablar del problema del potencial cliente, vamos a hablar del problema real del ciudadano. Eso agota un poco. Por otro lado, sí que son buenos clientes en cuanto a formaciones. Es un buen lugar para copywriters que se estén iniciando, que les guste la formación. Es un buen lugar para ir a picar a la puerta y decir, oye, mira, quiero dar una formación a los emprendedores de tal Diputación o de tal provincia. Aquí sí que realmente son buenos clientes.

Michel Toumi: Ahí tienes que lidiar con los funcionarios, pero también con los políticos. Hablando de los políticos, ¿algún partido político te ha ofrecido alguna vez que les hagas el copy?

Cristina Fuertes: No, y probablemente ahora mismo diría que no. Aunque yo estudié Ciencias Políticas y era un tema que me apasionaba. Me gustaría decir que me sigue apasionando, pero cada vez menos. Y me sabe muy mal estar desencantada con la política. Me sabe súper mal porque yo era una apasionada. O sea, yo era de las que se tragaba los debates políticos, los de aquí, los de Estados Unidos. Las noches electorales de Estados Unidos me iba con los amigos de la uni a un after y les pedíamos que nos pusieran el discurso de aceptación. Siempre me acordaré de la noche que ganó Obama. Estábamos en un bar americano en Barcelona, era un bar de esos que a las tres tenía que cerrar y a las tres nos echaron. Entonces toda la comunidad americana de Barcelona, más los cuatro frikis de mi universidad, nos quedamos. ¿Y ahora qué hacemos? Buscamos un after e imagínate el panorama, un after con tele y unos 15 frikis pidiendo que pusieran por favor el discurso de aceptación de Obama. Algo como un poco bestia, ¿no? Y ahora ya estoy como desencantada. Pero a pesar de ello, sí que cuando llegan esas cartas de propaganda política cada vez que hay elecciones, me las abro, las miro, las analizo, e incluso hice algunos directos. Creo que fue por las elecciones catalanas, no las más recientes, sino las de hace tres años. Hice algún directo analizando cómo estaban hechos a nivel de copy, cómo se podían mejorar. Pero si me lo propusieran no me metería en ese berenjenal.

Michel Toumi: Una de las características del copy es precisamente la empatía, ¿no? Y la escucha de, en este caso, el ciudadano. ¿Crees que haría falta que hubiese más copywriters en los equipos de asesores de los políticos?

Cristina Fuertes: No sé si podrían hacer algo. Es decir, es evidente que un copy podría ayudar mucho en la comunicación escrita, o los guiones, los anuncios, o las páginas web. Pero, no sé si a nivel más profundo, más de «Vamos a escuchar al ciudadano y trasladar eso», el copywriter sería el último mono de la reunión, y si se le haría caso en este sentido. Creo que hace falta una reforma mucho más profunda. Digamos reflexionar sobre cuáles son las motivaciones políticas a la hora de hacer según qué cosas, aprobar o no, aprobar o debatir, etcétera.

Michel Toumi: Antes has mencionado el enemigo común de algunos copys, que son las redes sociales. ¿Cómo ves el copywriting en España ahora?

Cristina Fuertes: Bueno, en realidad, me gusta, porque desde que empecé ha crecido muchísimo y eso me ahorra a mí y a la mayoría de copywriters mucho trabajo de evangelización, ¿no? Porque al principio ya no era el «escógeme a mí en lugar de a otro», sino era «escógeme a mí, porque lo que yo hago existe». Y porque muchas veces ¿qué pasaba? Pues que alguien quería hacerse una web y el diseñador le metía cuatro textos por ahí, que probablemente era una plantilla que tenía para todo el mundo, literal. «Tenemos 20 años de experiencia como carniceros en Tarragona…» y esto no te ayuda en nada, te ayudará como mucho si están muy bien hechos a posicionar, pero probablemente ni eso. Y luego, cuando tengas a la gente allí, imagínate que has posicionado número uno en Google, entra la gente en tu carnicería de Tarragona y cuando leen se van por donde han venido, porque es aburrido, porque no les llama, porque no les resuelve la duda que tenían, ¿no? Entonces el hecho de que el copy se haya generalizado tanto, (bueno, todavía hay mucha gente que no sabe ni lo que es), pero me refiero que en el mundo del emprendimiento haya ha crecido, porque también hay ciertas escuelas de formación que están, digamos, evangelizando en ese sentido y creando a muchos copywriters. Pues eso me gusta mucho. Lo que sí que veo es que al final digamos que hay la vertiente tradicional, en la que el copy usa las redes sociales, saca una estrategia de marketing como buen marketero, y el copy que va como a la contra, que al final también es un posicionamiento, Es un «yo voy a posicionarme para diferenciarme a la contra de ese copy tradicional». Y voy a decir que las redes sociales no funcionan, que no necesitas redes sociales para triunfar, que es cierto, pero también es cierto que te pueden ayudar a triunfar, ¿no? Entonces me gusta que haya esa dicotomía, pero también creo que ya no es tan novedosa. El que sólo tiene lista, no tiene redes, no tiene tal, mails diarios… La rueda está inventada. No pasa nada, admitámoslo. Pero me gusta.

Michel Toumi: En las notas del programa dejaremos enlaces a otras entrevistas que tienes. En una de ellas hablas del SEO Copywriting. Al final es cómo hacer que tus textos gusten tanto a Google como a tus lectores. ¿Crees que el SEO Copywriting como tal es una disciplina, o es algo que todo copy debería saber? Al final, en lo posible, como poníamos de ejemplo antes, el de los community manager, ¿una empresa tendría que tener un experto en copy y un experto en SEO?

Cristina Fuertes: Yo creo que es algo que todos los copy deberían tener, al menos la parte básica, quizás no la parte técnica. A mí a veces me preguntan «oye, es que la web no me funciona». Un ecommerce, por ejemplo, que un ecommerce es como la madre de los huevos de oro. Pero es un problema a nivel de SEO. No es sólo el texto que le pongas, las descripciones, las categorías, sino hay una parte técnica muy importante que yo ahí no me metería ni por un millón de dólares, ¿no? Bueno, por un millón podríamos hablar [risas]. Pero es diferente el SEO técnico que el SEO copywriting. Vamos a escribir para gustar a Google. Ahí yo creo que es importante que todo el mundo tenga claro qué busca Google. ¿Por qué? Porque había esa visión antigua que todavía sigue en muchas, incluso, agencias. Pero, ¿cómo puedes decir eso a un cliente? Agencias que entienden el SEO como llenar un pavo americano relleno o el pollo relleno de Navidad. Yo me imagino a alguien cogiendo un pollo, que es la página web, y metiéndole ahí dentro todo lo que cabe, ¿no? Palabras clave: cerrajero en Barcelona. Casos típicos de cerrajeros o empresas que quieren posicionar por localización sí o sí. «Somos cerrajeros en Barcelona, la mejor cerrajería que te arreglará tu cerradura en Barcelona en menos de 24 horas. Cerrajería urgente…» Entonces, dices ¿un ser humano hablaría así? No. Google ya no es eso. Google antes era un ente de calidad intelectual bastante bajita, que buscaba las palabras y punto. Simplemente con eso Google posicionaba. ¿Alguien está buscando cerrajería? Pues lo posicionamos porque ha escrito cerrajería 85 millones de veces, así que esto habla de cerrajería. Pero Google cada vez es más tú o yo. No voy a hacer que Google sea humano, pero, el algoritmo de Google, las arañas que rastrean el contenido de las páginas webs cada vez son más, voy a ponerlo muy entre comillas, inteligentes. En el sentido de que si el texto no es legible porque esta persona ha metido ahí palabras al tuntún, no lo va a posicionar tan bien. ¿Por qué? Porque valora otras cosas, como pueden ser el tiempo de permanencia en la página. Si tú entras en una página que está rellena de palabras clave y no tiene ningún sentido, te vas a largar rápido. Eso va a posicionar menos. 

Entonces, en el SEO Copywriting, tienes que conocer cómo funciona el SEO para poder escribir algo que te ayude a posicionarte más arriba. Pero, una vez estés ahí arriba, porque has puesto las palabras clave, porque has creado una jerarquía, un orden que tiene lógica. Es decir, yo que sé, comida de perros. Vendo comida de perros, pues, voy a crear una arquitectura de la web en la que se hable de: comida para perros cachorros, comida para perros cachorros con problemas de intestinos. Eso sería un H2 y para perros con problemas en el intestino, un H3. Comida para perros celíacos, no sé ni si existen, me lo acabo de inventar. Entonces, ¿cómo escoger la mejor comida? Criterios para escoger. Esto es algo lógico cuando alguien quiere informarse sobre comida de perros, para acabar comprando en una ecommerce, es necesario que tengas esa lógica. Ahora, la parte técnica. Pues, que haya SEOs que se dediquen a la parte técnica, ¿no? Pero creo que es muy importante que un copy lo incluya. Es decir, más que el SEO Copywriting sea una disciplina, creo que el copywriting tiene que incluir esa vertiente de SEO y luego la vertiente persuasiva que dices. Cojonudo, has posicionado número uno en Google. Pero cuando entren, persuádeles para que se lean toda la página, para que te hagan un click y te compren la comida de perros. Si luego se van por donde han venido, algo ha fallado. El SEO está muy bien, pero el copy ha fallado entonces. Digamos que es algo que se interrelaciona clarísimamente.

Michel Toumi: Antes hemos hablado de redes sociales y de diferentes canales. Un copy debería conocer todo lo que va saliendo dentro del marketing online. Hace poco probaste Clubhouse.

Cristina Fuertes: Sí.

Michel Toumi: ¿Cómo fue la experiencia?

Cristina Fuertes: Ojo, porque engancha. Es adictivo. O sea, dije; Vale, basta. Porque realmente es adictivo en el sentido de cómo desaparece. Esa es parte de la clave. Y eso tiene mucha relación con el copywriting. Es decir, el tema de la urgencia en el copywriting, y de la escasez, es uno de los gatillos mentales que funcionan mejor en cualquier venta. Clubhouse trabaja la escasez, porque tienes que entrar por invitación, porque sólo es para iPhone. Además de eso, las charlas, o estás en directo o no estás. Se relaciona también con el FOMO, lo del fear of missing out. Yo entré, ¡Wow, cuántas cosas, cuánta gente interesante, cuántas charlas, poder conocer a gente! Pero al final dije, céntrate. Porque me lo tomé, creo que es una buena estrategia, como en lugar de ponerme la radio o un podcast, me pongo Clubhouse. ¿Pero qué pasaba? Que si las salas no eran muy grandes la gente me invitaba a hablar y entonces claro, aunque esté trabajando y me invitan a hablar, no voy a ser descortés. Pues activa el micro, habla. Al final dije; basta, es que tienes las horas del día que tienes. Luego tampoco le acababa de ver posibilidades. Probablemente si me hubiera planteado una estrategia sentada le habría podido sacar jugo, pero me cuesta verle la traducción a ventas. Al final en un negocio hay que saber analizar y sobre todo si tienes el tiempo limitado y decir, bueno, a ver, vamos a centrarnos en lo que dé mejores resultados. Entonces, la tengo instalada, pasé una semana, quince días entrando cada día y ahora hace que no entro creo que tres semanas bien buenas.

Michel Toumi: Cristina, cuéntanos algún caso tuyo, un trabajo que estés especialmente satisfecha por los resultados o por su dificultad, por cualquier cosa. Que nos puedas contar, claro.

Cristina Fuertes: Pues, uno de los casos fue la estación de esquí del Comte, porque realmente los resultados se dispararon en cuanto cogí las redes sociales. Las cogí creo que fue, no sé, si septiembre u octubre. Al final, una estación de esquí, por muy bien que lo hagas, va a crecer como la espuma en invierno y luego va a caer porque al final, es cierto que nosotros tenemos actividades en verano, pero la temporada bestia es diciembre, noviembre, si me apuras, la gente ya tiene ganas de que haga frío en marzo y abril. Luego la cosa va de capa caída y a pesar de ello fue, en septiembre cogerlo, empezar a hacer publicaciones y el engagement se disparó una absoluta barbaridad. Tanto a nivel de alcance como a nivel de comentarios, como a nivel de visitas a la página web. No puedo decir conversiones, básicamente porque no venden online. En ese sentido era entrar en la web, no tienen lista de correo, que es algo que les he intentado implementar pero bueno, no les gusta, no quieren. No eran conversiones como tal, pero realmente sí que eran visitas a la web. Google MyBussiness también hizo una subida muy bestia. Es uno de los logros. Luego, ha habido otros clientes que más que la satisfacción en resultados ha sido la satisfacción en el tema que he trabajado, ¿no? Me gusta este tema y me van llegando clientes de este tema y son casos de cosmética natural. Me dan muchísimos clientes de cosmética natural, que es un tema que me apasiona, en el que creo muchísimo. Dices ¡Ostras!, sin tenerlo como especialidad en tu página web has hecho uno. Probablemente haya habido un boca a boca y te vayan llegando clientes de este tema. Son clientes muy bonitos porque el producto es muy bonito.

Michel Toumi: A la pista de esquí, del engagement que habías generado con las redes sociales, ¿crees que eso también ha servido para que la propiedad de la pista haya tenido una mejor comunicación con sus clientes y hayan cambiado cosas en su estrategia o en sus productos? O sea, ¿les ha servido para modificar su oferta de alguna manera?

Cristina Fuertes: No, es una estación muy tradicional. Sí que es cierto que yo me planteé algo que ya estaba ocurriendo, y era sinceridad al cien por cien. Entonces, ¿a qué me refiero con eso? La gente que sea esquiadora quizás lo habrá notado. Hay muchas estaciones que cuando la nieve empieza a escasear, no cambian sus partes en la página web. Pero no sólo eso, sino que siguen colgando fotos de hace 15 días cuando había un paquetón de nieve y ahora quedan pues tres deditos y rascando. Yo sí que les dije que con eso no iba a jugar. Es decir, que yo si no había nieve, lo iba a decir. Realmente el año pasado, justamente cuando cerramos por el tema del coronavirus, la semana anterior, nosotros estábamos teniendo un año horroroso a nivel de clima y la semana anterior corrían ríos de agua. O sea, se podía esquiar, pero de una forma precaria y lamentable. Y colgamos un post, con permiso de dirección, que ellos cuando alguien les llamaba, lo decían; hoy estamos mal. ¿Qué te vamos a decir si la nieve está mal? A partir de aquí escoge tú, ¿no? Y sí que es cierto que aunque costó un poco, ya se venía haciendo un poco antes, pero era un, «no mintamos, pero tampoco hace falta que lo anunciemos claramente» Cuando llegué yo, sí que les dije oye, si la nieve no está bien, lo vamos a decir. Entonces hice un post diciendo, chicos, estamos a las últimas, estamos muy mal. Corren ríos de aguas. No me acuerdo como era el post, pero era un post de la semana anterior al confinamiento, el 7 de marzo diciendo que estamos muy mal.  La nieve, queda la que queda. Corren ríos de agua. A partir de aquí, los que queráis venir os recibiremos con los brazos abiertos. Y nos cayeron aplausos. Gente compartiendo el post. ¡Felicitaciones! Recibieron mails directamente en dirección diciendo gracias, os lo agradecemos. Lo mismo nos pasó el día que cerramos, porque dijimos la verdad. Dijimos, oye, cerramos por el coronavirus, pero probablemente habríamos tenido que cerrar porque estamos muy mal, porque la nieve está como está. Y bueno, esas son las condiciones en las que nos encontramos. Entonces eso sí que es algo que estamos manteniendo tanto a nivel de comunicación en redes sociales como a nivel de dirección, de decir, oye, si la nieve está mal, lo decimos. Si la nieve está bien, lo decimos. Ser muy, muy, muy transparentes, y la gente nos lo está agradeciendo mucho.

Michel Toumi: Bueno, eso en sí mismo ya es un cambio. Una mejora importante de lo que se venía haciendo. Dinos, Cristina, algún caso, algún copy que hayas visto recientemente que te haya gustado y en qué soporte.

Cristina Fuertes: Mira, me gustó muchísimo un anuncio que me salió en Spotify. En Spotify hay algunas perlas muy buenas y como soy una ratita y no pago Spotify, o sea, que de vez en cuando me saltan los anuncios. Me salió un anuncio que además era el copy era una frase, luego la desarrollaban. Pero el gancho era una sola frase y decía; «Un bar, dos extraños, una mirada» y repetían la frase dos veces con distinta música. 

La primera música era una música como de película, de miedo, de misterio, de terror, ¿no? En plan ¡Wow! Un bar, dos extraños, una mirada, y tú ya te imaginabas, va a aparecer un asesino en serie, el otro va a ser la víctima. Y acababa esa frase con esa música. Repetían la misma frase con una música romanticona, con lo que tú con la misma frase, te hacías una imagen mental de dos personas que se han visto en un bar, que se han gustado. Me pareció súper potente porque luego lo que anunciaban era Spotify. Te decían algo sobre la música, no me acuerdo cómo continuaba. Además lo he buscado en Google en plan, anuncio, Spotify y un bar, porque la frase era  «un bar, dos extraños, una mirada». Me acuerdo clarísimo. No hay rastro. No lo hubiera imaginado, es decir, esta campaña existe, pero no hay rastro. Ya no me acuerdo cómo desarrollaban luego el tema, pero decían algo así como que la música lo cambia todo, pues suscríbete a Spotify. Pero no me convencieron. Mira, no pago los 9,99 [risas]. Pero la cuestión es que me pareció a nivel de copy que se podían sacar unas enseñanzas de este anuncio brutales. De hecho, creo que hice un mail al respecto hace tiempo, primero por cómo el contexto puede cambiar las palabras. Segundo, de la misma forma que la música cambia el significado de algo, pues cómo lo presentes tú en redes sociales, el contexto… Tiene mil millones, podríamos hacer un curso de copywriting solo con ese anuncio. Ese anuncio me gustó muchísimo.

Michel Toumi: A Spotify le podrías ofrecer también que trabajen su lista de correo, porque yo soy suscriptor de Spotify y no la utilizan para nada. Y tienen cancha. Hay muy poco en las cosas que te llegan, la verdad es que como otras grandes plataformas de contenidos, ahí hay un campo de mejora tremenda.

Cristina Fuertes: Como no estoy suscrita, ni me había percatado [risas].

Michel Toumi: Al principio hablabas, Cristina, de la identidad verbal o la identidad de la empresa. De hecho, creo que es algo que quieres trabajar este año, porque en tu lista lanzaste una encuesta para ver qué talleres monográficos podrías hacer. ¿Va a ser al final uno de los que hagas?

Cristina Fuertes: Sí, va a ser uno de los que haga este año. Es un tema que realmente hay poca información porque la gente piensa en identidad de marca y piensa en el branding, los colores, el logo, no sé qué, no sé cuántos, cómo pongo el logo. Además, cuando tú pides una identidad visual de una marca te hacen un súper manual. En cambio, tú luego vas a buscar un copy, o vas a buscar un community, o vas a buscar lo que hablábamos. Y no les das nada, les respondes un briefing, pero no sabes cómo habla tu marca, no sabes. Y esa parte es la que cojea de una identidad, porque al final una marca es evidentemente toda la parte visual, pero hay esa parte que necesita una coherencia, que es cómo se expresa, qué palabras usa, qué palabras no usa jamás, de qué se ríe, incluso, o de qué no. O de qué no vamos a hablar por nada del mundo o de qué sí, por ejemplo, ¿vamos a hablar de política?, ¿vamos a hablar de que en España se aprobó La ley de la eutanasia?, ¿la marca con la que trabajamos va a hablar de eso? ¿Va a preferir no tocarlo porque es un tema controvertido? Todo esto tiene que estar definido, tiene que haber un carácter. De la misma forma que cuando conocemos a alguien le sabríamos definir, cuando conocemos a una marca la tenemos que saber definir. Y cuando esta marca es la nuestra, tiene que estar definida y tiene que haber unas guías.

Entonces pregunté a ver si la gente estaría interesada. Y realmente el taller de identidad verbal era una de las cosas que a la gente más le interesaban. Y justamente en un par de marcas de cosmética natural con las que había trabajado, había estado creando un manual de identidad verbal. Pensé, vamos a hacer un taller, sobre todo para emprendedores. No está pensado para copys, aunque pueden venir copys, ¿eh?, pero para emprendedores que dicen, ¡Ostras! yo trabajo con alguna marca o mi propia marca personal y no sé cómo escribir, no sé qué tono usar, etc. Pues vamos a hacer ejercicios para crear este manual, vamos a ver diferentes identidades verbales súper destacadas de marcas, digamos, más grandes. Y el otro taller que proponía, bueno, proponía dos o tres más, pero realmente fue un problema porque quedó en primera posición el taller de identidad verbal, pero los otros tres, uno era de email marketing, el otro de estrategia de contenidos en blog y el otro de creación de contenido para redes sociales, había el mismo número de votos y fue como, vale, tengo que hacer cuatro talleres. Bueno, pues vamos a tomarlo con calma y vamos a ir creando poco a poco.

Michel Toumi: En este programa los invitados nos dejan una pregunta para la siguiente persona entrevistada, y el último copywriter que nos visitó fue César Escalona, que nos dejó una pregunta que necesita un poco de contexto para poder responderla, y que es esta: César decía que trataba del momento Copy Eureka. Nos dice César que detrás de una carta, un e-mail, un guion, de cualquier texto que busca la acción del lector, hay una especie de estructura o de arquitectura invisible. Teniendo en cuenta eso, César te pregunta, ¿qué situación, formación, momento o experiencia hizo que comenzaras a ver esa estructura persuasiva que es invisible a los ojos de muchos?

Cristina Fuertes: En mi caso sí que fue una formación, pero en realidad de esas gratuitas. Yo soy adicta a suscribirme a todo y cuando digo a todo, es a todo. O sea, me suscribiría a una web de venta de comida para perros, a una web de copywriting, a una de diseño. Me da igual, pero me gusta hacerlo para hacer lo que llaman la ingeniería inversa, ¿no? Vamos a ver por qué están haciendo lo que están haciendo, qué hacen, cómo lo estructuran, etcétera. A raíz de inscribirme a diferentes lanzamientos de esos de vídeo 1, vídeo 2, vídeo 3, vídeo 4 o videos en directo, etcétera. Los webinars me gusta analizarlos para ver qué están haciendo. Más allá de que ya en copywriting ya lo estudias, es decir, cómo funcionan los lanzamientos y tal. Pero me gusta ver cómo lo aplica cada persona. 

Entonces, para mí el momento Copy Eureka es cuando me apunto a un webinar de esos. Eso implica mucho tiempo, porque normalmente esos lanzamientos son en plan 4 vídeos de una o dos horas donde suelo poner velocidad del vídeo a 2 y pico, escuchando aquello en plan pitufo, pero para ver de qué hablan y cómo estructuran. Eso es un momento Copy Eureka total, ¿no? Ves que todos siguen la misma estructura, cosa que no critico porque mucha gente lo critica «es que todos los webinars son iguales», Ya, si funciona, ¿para qué cambiarlo, no? Porque al final esto se está haciendo así porque funciona y siempre hay alguno que destaca por algo o que usa digamos un gatillo mental diferente, o los testimonios los usa de forma diferente. Pero en general, hay esa estructura detrás y eso es uno de los momentos que creo que es muy bueno para cualquier emprendedor.

Michel Toumi: Tú que has mencionado antes, que te apuntas a todo tipo de listas, ¿nos recomendarías alguna que no sea de las habituales que todos tenemos en mente?

Cristina Fuertes: Sí, mira. Me las he apuntado. Voy a hacer una confesión, tengo tres mil novecientos mensajes pendientes de leer. Yo era de las que normalmente intentaba borrar mails. O sea, llegó un momento que era imposible borrar mails o al menos darles para que se vieran leídos. Tengo un mail de trabajo y tengo un mail en el que estoy suscrita a los tropecientos millones de listas. Pues ahí lo voy dejando. Y cuando tengo un cuarto de horita, esos bolsillos de tiempo que yo le llamo, venga, voy a ver algún mail que me llame la atención. 

Como listas para suscribirnos, me gusta mucho Daniel Throsell, entre los copywriters probablemente es muy famoso. Es un copywriter australiano bastante joven, tiene pinta de niño. No sé, igual tiene 35, pero no más. Y luego otra que no creo que sea tan conocida, que es una chica que se llama Elizabeth Goddard. Esta chica me llamó la atención porque en su web aparece con una especie de jersey, con una capucha con dos orejitas de estampado de jirafa. Y claro, lo primero que pensé fue ¡hostia, qué poco habitual! Por mucho que no quieras vestirte de traje chaqueta o que quieras destacar… ¿alguien vestida con un jerseycito que se lo pondría a mi hija de tres años? Pues me sorprendió, ¿no? Y los mails son mails que no siguen la estructura típica de copy, de hecho ella no es copy. Ella creo que se hace llamar como Business scout, o algo así. Es del mundo marketero, pero los mails son distintos. Me llama la atención cuando veo sus mails. De hecho, ahora está haciendo una cosa que se hace poco, realmente. En las redes sociales sí se hace más, directos así para dar valor y punto. Pero ella hace webinars, trainings, y además te lo dice «Pitch Free», ¿vale? No voy a venderte nada. Y eso lo hizo Maider en un evento, creo que fue el año pasado el de ‘«Yo no soy lo mismo». Algo así hizo Maider en un evento que todo el mundo se pensaba que sería un evento muy guay, pero que al final vendería el curso. Y fue un evento sin nada. No hubo nada de venta, aunque habría gente que criticaría, en plan, ¡Joder! ¿Cómo has dejado perder esa oportunidad? Bueno, ella lo debía estar haciendo como construcción de marca, ¿no? Y eso es trabajo a largo plazo.

Pues en el caso de esta chica, ahora está haciendo algún webinar de vez en cuando que es Pitch Free. Te voy a enseñar esto y luego tú te vas a tu casa y yo me voy a la mía. Dicen algunos estudios que para vender necesitas 7 impactos, ahora, hay algunos que dicen 9. He leído incluso 21 impactos. O sea, al final lo que está haciendo es eso, ¿no? Acuérdate de mí cuando quieras comprar.

Michel Toumi: ¿Y qué pregunta dejarías tú a la siguiente persona entrevistada?

Cristina Fuertes: Pues mira, en línea con lo que hemos hablado hace un rato del tema del enemigo único. El enemigo único, por si alguien no lo conoce, es como una estrategia de posicionarte, digamos, de forma muy clara a favor o en contra de algo, usando un enemigo único del que tu cliente ideal también es enemigo. De esa forma generas como esa sensación de tribu. A mí me da la sensación de que actualmente en el mundo del copy hay dos corrientes; una corriente más tradicional, más marketiniana, de decir, oye, mira, la forma de actuar es crear contenido de valor a saco. Tengo un lead magnet con el que capto leads. Le doy contenido de valor gratis, luego les mando mails, una secuencia de venta, etcétera, luego un curso de pago… Esta es, digamos, la corriente tradicional dentro del mundo online y luego está la corriente de «voy en contra de todo». Esa que se basa en «no, no, las redes sociales son el demonio» y el enemigo común es, «Las redes sociales, ¡buaj!, son el demonio y la visión de vender a través de contenido de valor también es el demonio». Voy como en contra de la corriente tradicional. 

Entonces, al siguiente invitado le preguntaría, ¿por cuál te decantas, por la tradicional, la nueva, o crees es una combinación de ambas? Yo no voy a decir de qué parte soy, creo que si se escucha la entrevista se entiende un poco que no suelo ir en contra de todo, estoy como en el medio. Pero me gustaría saber qué opinan.

Michel Toumi: Llevamos, Cristina, casi una hora conversando aquí y la verdad que estoy súper a gusto hablando contigo. Pero sé que te tienes que marchar. Vamos a ir cerrando la entrevista, y no quería hacerlo sin una pregunta que os hago todos los entrevistados; que es que nos dijeras ¿qué ha significado para ti convertirte en copywriter y qué es lo que más te gusta de esta profesión?

Cristina Fuertes: Descubrir un mundo que antes era totalmente ajeno a mí, aunque yo vengo de la rama de la comunicación. El mundo online para mí era como, bueno, hay gente online, pero no que se pueda vivir del mundo online. Y la opción de trabajar con clientes súper distintos. El concepto de Javi Pastor que vende por ejemplo, en su curso, el tema de vivir de escribir, ¿no? Y eso probablemente para la gente que le gusta escribir es como una utopía, porque parece que el vivir de escribir es escribir novelas y, a ver, cuánta gente que escribe novelas puede vivir de eso, muy poca. En mi caso, las sensaciones de ¡hostia!, escribo de eso, gano dinero y además me lo paso súper bien escribiendo, y también investigando. De hecho, yo siempre tengo que ponerme límites a la investigación para clientes, porque hay momentos en los que me lo paso tan bien que voy de una web a otra, de esta web llego a otra. Luego me meto en una red social, sigo a esta persona. Cuando me doy cuenta me lo estoy pasando tan bien que igual he perdido, bueno, perdido no, porque al final es invertir ese tiempo en conocer muy bien a la competencia, al cliente ideal, sus puntos de valor. Pero es algo que me divierte, y eso creo que es muy importante en el trabajo, deciros que me divierto trabajando y eso tiene un valor. Tendrás momentos de mierda como cualquier trabajo, las cosas como son, ¿no? y que el mundo del emprendedor es una montaña rusa y eso lo dice mucha gente, pero es totalmente cierto. Pero a pesar de ello, divertirse trabajando, eso no tiene precio.

Michel Toumi: Pues, Cristina, para quien quiera divertirse leyéndote, cuéntanos dónde te pueden encontrar.

Cristina Fuertes: Pues, mira, tengo perfil en diversas redes sociales, pero sobretodo donde estoy más activa en Instagram, cristinafuertescm, Luego en Youtube, Cristina Fuertes Copywriter, ahora los videos están parados, pero sí que es cierto que voy interactuando. Tengo bastantes comentarios y voy interactuando en los comentarios. Luego en LinkedIn como Cristina Fuertes, aunque entro de uvas a peras, porque de hecho, tengo las notificaciones desactivadas por el bien de mi productividad, de todas las redes sociales. Entro en las que más uso, que son Instagram y YouTube. Y en mi lista de suscripción, a la que ahora tengo bastante mimada, mandó no un mail diario, pero sí 3-4 a la semana.

Michel Toumi: Muchas gracias, Cristina, por habernos hecho un hueco. Ha sido un placer tenerte aquí. Mucha tinta y muchos éxitos. 

Cristina Fuertes: Muchas gracias. Ha sido un placer también estar por aquí.


Pregunta que deja Cristina para el siguiente invitado

«En el mundo del copy parece que hay dos corrientes. Una tradicional, más marketiniana, que aboga por crear contenido de valor, regalarlo en forma de lead magnet, crear una secuencia de correos para quizá vender un curso… Y la corriente «voy en contra de todo», de las redes sociales, del contenido gratuito, basando las ventas sólo en el marketing directo por correo electrónico. ¿Por cuál te decantas? ¿Por una, por otra o por ambas?».


No te pierdas ninguna entrevista

Estas han sido los últimas entradas en la sección Detrás del teclado:

Apúntate a mi lista para no perderte ninguna entrevista y escríbeme para sugerir nuevos invitados, preguntas que te gustaría escuchar o cualquier otro comentario sobre el programa 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *