Podcast. Episodio 023. Lista de Cronopias. Correos narrados III

Programa emitido el 17/09/2021


Todas las entrevistas | Puedes escucharlas también en Apple Podcasts | iVoox | Spotify | Google Podcasts | Amazon music y en otras plataformas buscando por «Detrás del teclado» o con este RSS


Introducción

La serie de correos leídos la vamos a reducir a un único correo, que se irá alternando con las entrevistas del programa.

Una pieza corta que hoy será el correo del 29 de abril de 2021, dentro de los jueves de series, y que llevaba como asunto:

«La verdadera razón por la que tus hijos están enganchados a los videojuegos».


Transcripción

Despliega el texto

La serie de correos leídos la vamos a reducir a un único correo, que se irá alternando con las entrevistas del programa.

Una pieza corta que hoy será un correo del 29 de abril de 2021, dentro de los jueves de series, y que llevaba como asunto:

La verdadera razón por la que tus hijos están enganchados a los videojuegos

——

El salón está tomado por dragones y elfos.

Al igual que los protagonistas de Stranger Things (y por culpa de ellos), mis hijos corren aventuras con Dragones y mazmorras, un popular y antiguo juego de rol.

Pero no creas que los tableros y los dados son su pasatiempo habitual.

Tenemos una estantería repleta de juegos de mesa que tienen que luchar lo suyo para vencer a las pantallas.

Los videojuegos crean adicción con diferentes estrategias, pero antes del enganche hay un poderoso paso del que se habla mucho menos.

O casi nada.

Conocerlo no sólo nos da claves para reducir el embrujo de las pantallas, sino para trasladarlo a nuestros negocios.

La cuestión es esta.

En un videojuego puedes jugar desde el minuto cero.

No necesitas preparación. Ni tiempo. Ni espacio.

No hay curva de aprendizaje (ojo, la hay para saber jugar, pero no para jugar).

Quiero, enchufo, juego.

Sin fricciones. Sin perezas. Sin pensar.

Tu negocio debe ser igual.

Hay que buscar la fricción cero.

Que el posible cliente entienda rápido y fácil qué ofreces.

Que los pasos por los que le lleves hasta que decida y compre sean sencillos.

Que no necesite pensar durante el proceso, aunque (según qué esté comprando) piense en la elección.

Volvamos a los juegos de mesa y a los niños.

Al margen de otros factores (como que juegues con ellos o que sientan una terrible atracción a ver a otros disfrutar del juego, como los chavales de Stranger Things), hay que reducir la fricción al mínimo.

Si las reglas son complicadas, ayúdales a entenderlas (o, mejor aún, acompáñales para que las entiendan ellos).

Si montar el juego es laborioso, participa en el proceso.

Si el espacio es un problema, habilita una zona donde estén cómodos y sepan que no tendrán que estar montando y desmontando.

Si sabes que el juego les va a gustar, provoca una primera vez para que lo prueben y se convenzan por sí mismos.

La tarea no es fácil. Este año de pandemia se han expuesto aún más a las pantallas (y quienes están detrás de ellas cada vez son más hábiles para cerrar el cepo).

Hay cosas buenas en los videojuegos, por supuesto.

Pero también (y necesarias) lejos de ellos.

Que las fricciones no sean una barrera insalvable.

Hasta mañana, salud y mucha tinta.

Michel

P. D.: Mis hijos añadirán: hombre, el control parental también hace lo suyo. Hay que usar todas las herramientas, también las que hay detrás de las pantallas 😄

P. D.: Si eres fan de Stranger Things estarás deseando ver la cuarta temporada, salvo que la terrible tercera te haya secado todo el interés. Esperemos que los guionistas la remonten 🤞

P. D.: Si quieres que te ayude a eliminar fricciones en tus procesos de negocio y en tus textos, pásate por el enlace.

No te pierdas ningún episodio

Estas han sido los últimas entradas en la sección Detrás del teclado:

Apúntate a mi lista para no perderte ninguna entrevista y escríbeme para sugerir nuevos invitados, preguntas que te gustaría escuchar o cualquier otro comentario sobre el programa 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *