Podcast. Episodio 030. Entrevista a Nahuel Cassino, copywriter

Programa emitido el 05/11/2021


Todas las entrevistas | Puedes escucharlas también en Apple Podcasts | iVoox | Spotify | Google Podcasts | Amazon music y en otras plataformas buscando por «Detrás del teclado» o con este RSS


Introducción

Hoy nos asomamos detrás de la versión 2.0 de un copywriter joven pero con solera y un teclado que no te dejará indiferente.

Nahuel Cassino nos contará cómo se ha reinventado y cómo entiende, vive y se divierte con su profesión.

Además, sabremos:

  • Por qué es necesario añadir la coletilla «ventas» al copywriting.
  • Qué hay detrás del cartel de tipo curioso que le define.
  • Cómo y con qué resultados afrontó sus miedos (y tú puedes encarar los tuyos).
  • De qué modo conjuga sus servicios de copywriting y consultoría, y qué los hace distintos.
  • Cómo en su web habla sobre él sin tener una página «sobre mí».
  • Qué descubriría Jeff Bezos si se apunta a su lista de correo, aunque no lo necesite.
  • Cómo responde a la trampa que le dejó Arturo García y qué deberías considerar antes de hacerle caso.
  • De qué debes huir como de la peste si quieres dedicarte al copywriting.
  • Con qué habilidad, difícil de dominar, transforma el voy-a-hacer al consigo-hacer, y lo demuestra.


Personas y referencias citadas

Copywriters

Otras personas


Para saber más de Nahuel Cassino

Entrevistas

  • No sin copywriting, en el podcast No tenemos jefe (01/12/21)
  • Cómo conseguir una landing perfecta, tertulia con otros copywriters en Planeta M (15/10/21).
  • Copywriting para Membership Sites I (ep. 158 de 02/06/20) y II (ep. 226 de 26/01/21), en el podcast Membership Sites de Bicicleta Studio.
  • Copywriter, la Mejor estrategia para impulsar tu negocio, en Receta del Éxito (21/01/21).
  • Nahuel Cassino, de mozo de almacén con 19 a empresario con 22, en Ventas y Birras, con Luis Monge Malo (13/11/20).
  • Cómo crear un negocio de membresía pegajoso y rentable, en la Academia de Marketing Online de Óscar Feito (29/06/20).


Transcripción de la entrevista

Despliega el texto

Michel Toumi: Hola Nahuel, bienvenido y gracias por dejar asomarnos a lo que hay detrás de tu teclado.

Nahuel Cassino: Muy buenas Michel. Encantado. Un placer estar aquí y compartir un ratito contigo.

Michel Toumi: Nahuel, contigo cierro las entrevistas del grupo de los cuatro copywriters que estuvisteis hace poco en un directo que hicieron Isra Bravo y Luis Monge Malo en Madrid. Por aquí ya han pasado Susana Luque, Inés Díaz y Pedro Carreño. Aquello tenía que ver con un curso de marca personal de Isra y de Luis, y un elemento fundamental, no sólo de ese curso, sino del resto de sus formaciones, es la venta. Hace poco, en una tertulia te presentaban como un copywriter especializado en ventas. ¿Se puede ser copywriter sin saber de ventas?

Nahuel Cassino: La verdad es que no, es imposible. Aparte, sería incongruente, el copy realmente es vender. Ya lo dijo Claude Hopkins, que lo comparaba con el vendedor por escrito. En vez de ser el típico vendedor que iba, llamaba a la puerta y te vendía la Biblia, pues es un vendedor por escrito. Dicho esto, ¿por qué yo utilizo esa coletilla? porque mi público, al final, sobre todo en servicios, no son copywriters. Y muchas veces el copywriter novato o la persona que tiene un negocio, imagina que ser copywriter es algo relacionado con escribir, pero no lo tiene muy claro así que se confunde. Confunde vender con escribir, confunde la redacción de artículos o de textos con la redacción publicitaria o de venta. Entonces para aclararle a mi público objetivo y a mi posible cliente a qué me dedico, especifico que es copywriter especializado en ventas para que no haya lugar a error con, Oye, ¿me puedes escribir un artículo para mi blog? Te pago 0,0006 por palabra. No, gracias. Esto no es lo que hago, de hecho, no es copywriting, para aclararlo.

Michel Toumi: Te defines como un tipo curioso. Si miramos el diccionario, hay cuatro significados principales de este adjetivo: El que es original o raro, el que es cotilla o preguntón, el que busca constantemente aprender, o el que es cuidadoso y pulcro en lo que hace, ¿con cuáles de identificas?

Nahuel Cassino: ¡Ostras, está difícil! Soy raro desde siempre, soy muy preguntón también, eso me define bastante, soy muy fanático del aprender y tengo una mentalidad de aprendiz. Creo que es necesaria para matar el ego que de alguna forma nos domina muchas veces y realmente poder aprender desde la más pura humildad de «No sé». Luego, soy cuidadoso y pulcro con algunas cosas, no con todas [risas]. Pero si tuviera que explicar o contar un poco por qué digo que soy un tipo curioso, es porque me parece que es la actitud que mejor me define ante la vida. Es decir ya no sólo en cuanto a copywriting en el ámbito profesional, sino que la manera de encarar la vida para mí tiene que ser la curiosidad. Es decir, el dejarte sorprender tanto por cosas mundanas como por algo increíble, el estar siempre con ojo avizor de algo nuevo, una sensación nueva, una experiencia que nunca has vivido y que puedes experimentar. Al final, creo que el aprendizaje es la base de la vida.

Muchas veces creemos que hemos llegado, y creo que esto es un error, porque tanto profesionalmente como persona, esto también es algo que me gusta mucho, no sólo aprender de copy y de ventas, sino también en el ámbito del desarrollo personal, creo que cuando crees que has llegado, dejas de buscar, y yo siempre creo que me falta mucho por llegar. Entonces me identifico con esa faceta de tipo curioso porque siempre busco, siempre estoy con la oreja puesta. Me gusta constantemente aprender, crecer y darme cuenta, que esto es muy curioso, que a medida que más aprendes, menos sabes, porque tu visión se hace mayor y te das cuenta que hay aún más cosas por aprender. Es como que abres una puerta y dices, Perfecto, ya he pasado por aquí, y de repente tienes doce puertas más delante de ti, y abres otra y tienes veinticuatro, y abres otra y tienes treinta y seis. Esta es un poco mi visión sobre la vida, no sé si me he ido demasiado [risas].

Michel Toumi: No, perfecto, de hecho, desde bien joven siempre has estado buscando y queriendo crecer profesional y personalmente. En las notas del programa dejaremos algunas entrevistas para que cualquiera pueda conocer un poquito más tu trayectoria profesional. Pero me gustaría centrarme en la sucesión de etapas que creo la resumen. De muy joven decidiste que querías emprender, luego te diste cuenta de que si no sabías vender tu negocio, tenías pocas posibilidades, y después desembocaste en el copywriting, que en cierto modo acaba dando forma a todo. ¿Cómo ha sido este viaje y cómo descubriste el copywriting?

Nahuel Cassino: Bueno, este viaje empieza, y mucha gente se sorprende porque me dicen, Bueno, ¿y qué estudiaste? Y yo les digo, Pues la verdad que poco, luego sí que estudié, pero mi viaje empieza siendo mozo de almacén y dándome cuenta de que estando ahí está bien, pero no era lo que a mí me gustaba, no era lo que me llenaba. Podía quedarme y conformarme o podía seguir buscando algo más. Ahí empieza mi camino dentro del emprendimiento, aunque en un principio fue más intra-emprendimiento dentro de la empresa en la que yo estaba. Yo les vendí una idea que, claro, esa fue mi mayor venta y una de las primeras que hice, que lo mejor para la empresa era que yo hiciera un máster en una escuela de negocios bastante prestigiosa,  cuesta un dinero un máster, yo no lo hubiera pagado por mi cuenta. Pero les vendí la idea de que la mejor forma de invertir en ellos mismos a través de mí era invitándome a hacer ese máster. Y ahí empieza mi descubrimiento del mundo de la formación y de la empresa desde un ángulo que nunca había tenido en cuenta, ahí descubrí la formación online, que hay otras maneras de ganarse la vida y que no siempre es necesario trabajar para otro.

Ahí empiezan a abrirse todas estas puertas que te decía que a lo mejor no era consciente, pero que al abrir esa puerta se abrieron muchas otras. Y ahí empieza mi búsqueda de mejorar profesionalmente. Claro, yo al a hacerlo por la empresa tuve que dedicar bastante tiempo después por contrato a seguir en la empresa. Pero este seguimiento en la empresa no fue como yo esperaba, porque si hubiera sido así, pues yo hubiera seguido, a lo mejor ni me hubiera plantea emprender si me hubieran dado esas alas que yo necesitaba. Pero bueno, siempre es difícil y sobre todo en empresas un poco antiguas, o en las que cuesta romper ese organigrama, que un mozo de almacén crezca o haga algo distinto a lo que siempre se ha hecho. Bueno, me sentí un poco atado y cuando terminé ese período por contrato de que tenía que estar ahí sí o sí, fue cuando decidí lanzarme a la piscina y emprender.

Mi primera empresa fue Cudacu con Joan Boluda, ahí fue cuando me di cuenta de que está muy bien tener una comunidad, hacer un producto muy bueno, pero que si no sabes vender y no vendes realmente, lo que haces poco vale. Y ahí fue cuando sigo abriendo puertas y llego a la venta más práctica para mí en el negocio en el que me estaba moviendo, que era la venta online. ¿Cómo se vende de forma online? Pues con el copywriting, lo que estábamos hablando antes del vendedor por escrito. Ahí fue cuando descubro el mundo del copywriting, sigo abriendo puertas y descubro a Isra Bravo y a un montón de copywriters y empiezo a formarme con ellos. El resto es historia.

Michel Toumi: Mucha gente descubre el copywriting casi por casualidad. ¿Tú cuando tuviste tu primer contacto con el copywriting?

Nahuel Cassino: Mi primer contacto con el copywriting fue cuando yo digo, Ostras, pero es que mi producto es bueno, tengo a expertos, tengo una comunidad detrás y aun así no consigo vender todo lo que me imagino que debería vender, tanto por la calidad del producto como por la comunidad que había detrás, porque no era tanto la mía, sino la de Joan. Y ahí me doy cuenta que para vender hay que dejar de pensar tanto en el ombligo propio, en lo bueno que eres y lo bueno que es tu producto, y darle a la gente esa visión clara de qué hace tu producto por ti y a dónde les lleva. Porque al final lo que siempre compramos es una transformación; estoy aquí y quiero llegar allí, ¿cómo voy? Bueno, pues yo te llevo. Ese fue el cambio más sustancial que hicimos en Cudacu para poder vender esa idea, que ya no era formación, sino que era un acompañamiento para llegar desde el punto de, Ostras, no sé por dónde tirar, no sé exactamente qué hacer, no sé cómo vender mi empresa, al punto de, Sé perfectamente qué hacer, sé qué estrategia de marketing seguir, lo hago de la mano de expertos, etc. Luego me fui de Cudacu, pero eso ya es para una segunda etapa.

Michel Toumi: Te fuiste de Cudacu y te lanzaste como emprendedor con la marca Nahuel Cassino, pero hace poco hiciste un paréntesis de varios meses, medio año, te has centrado en ti y en reinventar tu negocio. ¿Estamos ante la versión 2.0 de Nahuel Cassino?

Nahuel Cassino: Qué gran pregunta, Michel. Hubo un punto de inflexión cuando dejo Cudacu. Yo siempre me identificaba mucho con mi parte profesional, pero no me había planteado quién era más allá de eso. Es decir, quién era Nahuel Cassino más allá del Nahuel emprendedor y empresario que hace esto y lo otro. Cuando dejo Cudacu me da tiempo para pensarlo, pero no demasiado, porque mi tendencia me hace no meterme en un proyecto, sino en dos, eso sumado a mi servicio de copy, acabé metido en tres proyectos a la vez, trabajando ochenta horas y dije, Esto no es vida, esto no puede ser. Ahí me entró un poco esa necesidad de buscar, parar y reconstruir la casa por abajo. Porque muchas veces, o por lo menos a mí me ha pasado, que me he identificado demasiado con la parte profesional y no le he dado importancia a quién soy, qué me gusta, cuáles son mis objetivos y mi visión más allá de lo profesional. Cuando me empecé a hacer estas preguntas no encontraba respuesta porque nunca me las había llegado a formular de verdad, ahí fue cuando decido parar por completo.

Esto lo hablé con Luis Monge hace un tiempo. Pensar es un trabajo, y no nos damos el espacio para pensar porque creemos que pensar se puede hacer de a ratos y en momentos en los que no estamos trabajando. Es cierto que en el día a día es como hay que hacerlo, porque tampoco podemos estar parando años sólo para pensar, pero hay momentos en la vida donde te lo pide el cuerpo, la mente, y ese instinto que muchas veces no le hacemos caso. Pero yo necesité hacerle caso e ir hacia donde más miedo me daba. ¿Qué era lo que más miedo me daba? Lo que más miedo me daba era si solo me identifico con Nahuel profesional, quién soy si dejo de trabajar. Ahí corro hacia esa puerta que me daba miedo, ansiedad y muchos problemas, la abro y decido navegar por ahí. Decido parar con todo, decido dejar de trabajar para simplemente pensar, reflexionar y encontrar respuestas para cimentar esa base sobre la que después podría haber seguido como copy, o podría haberme dado cuenta de que lo que quiero es retirarme a un templo budista y quedarme en el Tíbet el resto de mi vida. No lo sabía, simplemente quería encontrar respuestas.

Ese fue el parón y la razón de parar, enfrentarme a mis miedos, ir de lleno y transitar ese camino que nunca me había permitido transitar. Y esto me ha dado muchísima claridad y la capacidad de poder relativizar qué es importante, qué no, con qué me identifico, qué parte son mías, que partes son aprendidas, darme cuenta de las máscaras que todos, de alguna forma, llevamos frente a la sociedad y tratar de alinear lo más posible tu yo real con el yo que muestras, que muchas veces es algo complicado de hacer. Bueno, un largo etcétera del cual podría dar para que hiciéramos un podcast hablando sólo de esto [risas].

Pero sí, no sé si 2.0, pero una nueva versión más consciente de mí mismo, de mi papel, de la poca importancia, y a la vez, mucha importancia que tenemos cada uno como seres humanos. Un tanto filosófico, pero va por ahí.

Michel Toumi: ¿Navegaste solo o fuiste de la mano de alguna persona que te mentorizó?

Nahuel Cassino: Pues fue muy interesante porque yo siempre había hecho terapias psicológicas tradicionales, es decir, ir al psicólogo y abrir una terapia. Pero esta vez lo que hice fue trabajar con una coach emocional. Una persona que lo primero que hizo fue marcar un límite, es decir, esto va a ser una terapia de seis sesiones donde vamos a trabajar ciertas cosas y después se va a terminar. Podríamos empezar otra, ella me decía, pero es bueno que haya un principio y un fin. A mí esto me gustó mucho porque yo siempre he sido de la creencia de que la terapia es súper necesaria. Todos tenemos problemas, no hay que estar loco para ir a terapia, sino que al contrario, todos necesitamos un lugar neutro donde poder charlar. Pero también es cierto que muchas veces se va demasiado de la mano, y cuando por una razón u otra te sueltan, muchas veces te pierdes. Porque imagínate que has estado en terapia tres años y de repente tu psicólogo deja de trabajar, no te apetece o no puedes pagar, y no has puesto en práctica tú solo todas esas cosas que has trabajado en la terapia.

A mí lo que me gustó de este proceso que hice con Paty, así se llamaba la terapeuta, fue justamente eso, que tenía un principio y un fin. Además, después de terminar la terapia fue cuando realmente yo abrí la puerta y me di cuenta de todo lo que tenía que trabajar y enfrentar, y lo hice yo solo con las herramientas que había ido aprendiendo en esos dos meses y medio con ella. Esto me dio la capacidad y la certeza de que eso lo había obtenido de forma práctica, es decir, lo estaba poniendo en práctica en un entorno real y me estaba sirviendo para navegar mis emociones, para ser capaz de gestionar todo lo que va pasando en la vida de una forma práctica y no tanto teórica. Entonces, realmente me ayudó bastante ese paso previo. Después tuve ese camino en solitario que hice, desde más o menos marzo hasta agosto de este año, que ya fue cuando me sentí pleno para volver con todo.

Michel Toumi: Eso, en parte, también tiene su traducción a tu ámbito profesional. Una cosa que has dicho es que te has quitado ciertas máscaras que te permiten tener una voz más auténtica, más tuya. Ahora escribes de otra manera, podríamos decir, ahora sí que leemos al verdadero Nahuel.

Nahuel Cassino: Totalmente, es que antes yo era quien se suponía que tenía que ser. Es decir, pensaba más en cómo van a recibir las cosas las otras personas que lo que a mí me apetecía contar. Es importante, sobre todo cuando estás trabajando para alguien, el pensar en tu público objetivo, pero creo que más importante cuando trabajas para ti mismo pensar en qué quieres y qué te apetece. Es una pregunta que cuando yo se la hago a la gente se quedan un poco locos, porque es una pregunta que muchas veces no nos hacemos. Creo que tiene que ser la pregunta básica, qué quieres hacer. Tendemos mucho a decir, «Bueno, tengo que hacer, tengo, tengo…», muy bien, ¿y qué quieres? Es la pregunta que yo trato de hacer.

Entonces ahora estoy liberado. Estoy siendo capaz de escribir desde mi lado genuino, desde quién soy con mis carencias, con mis debilidades, con mis fortalezas y mis actitudes. Siendo capaz de reconocer que, joder, no somos súperhumanos, todos tenemos problemas, todos tenemos días mejores y días peores. Muchas veces en el mundo en el que nos movemos, parece que hay que poder con todo siempre, y hay veces que también está bien darse cuenta de los límites que tenemos en este momento. No te digo que te quedes ahí, sino que puedas ser consciente de ellos y trabajar en ellos para ser cada vez más capaz, de una forma real, de hacer las cosas. Creo que esto es un trabajo de por vida. Efectivamente, cada vez me siento más genuino, más real, más sin máscaras, ¿por qué? Porque he podido identificarme conmigo mismo y no tanto con el papel que se suponía que tenía que llevar.

Michel Toumi: Estas son cosas que comentas y preguntas a la gente que contrata tus consultorías. Vamos a entrar un poquito más al detalle en lo que haces, ahora eres copywriter, sigues haciendo trabajos de copywriter, pero, como te escuché hace poco, los trabajos de copywriting te llegan más por el boca a boca. Tu estrategia con el correo electrónico, que lo comentaremos, va más enfocado a vender tu servicio de consultoría. Cuéntanos un poquito en qué consiste.

Nahuel Cassino: Yo me di cuenta de que una consultoría suelta a veces te deja un poco igual, o sí, te da ciertas pinceladas, pero no acaba de acompañarte y de hacer esa transformación que la gente, y sobre todo los dueños de negocio, necesitan. Por eso dejé de ofrecer consultoría sueltas, si me las piden, las doy. Pero me he centrado en vender un pack de consultorías, yo lo llamo un pack de sesiones, que estaría entre medias entre la consultoría y la mentoría.

Son tres sesiones que realizamos durante treinta días. Esto quiere decir que cada diez días nos vemos, porque es necesario que yo te enseñe, pero que en esos diez días, hasta que tengamos la segunda, tú pongas en práctica eso que te he enseñado o que te he transmitido, porque si no, al final se queda cojo, y una vez te vas no puedes reaccionar. Esto nos pasa a muchos cuando vemos lo que yo llamo copywriters enlatados, gente que se mueve mucho y sabe la fórmula A y B, y es consciente de meterte la estructura, pero que cuando se salen de eso y tienen que reaccionar, es difícil que lo hagan con naturalidad. Esto es lo que a mí más me gusta transmitir a mis alumnos de formación o a mis clientes en estas sesiones, que no es tanto lo que yo te esté enseñando, sino la capacidad de reacción sin tener que ir a ver el manual. Esto hay que tenerlo claro, y es algo realmente necesario para la venta y para la vida. Porque si yo te estoy diciendo, Vale, haz esa estructura, y tú la haces, pero luego te responden y no sabes cómo trabajar esa objeción, no sabes cómo hacer que esa objeción no se genere, no sabes cómo darle a esa persona de forma inconsciente y sutil lo que realmente necesita y no tanto decírselo… Todo esto no se puede enseñar con una fórmula, no se puede transmitir con un manual, y lo que hay que hacer es que se vaya introduciendo en la mente poco a poco.

Por eso son tres sesiones, primero, yo hago alguna evaluación previa donde centro lo que voy a trabajar, porque no es lo mismo que un cliente me venga y me diga, Mi problema es A, a que otro te diga que su problema es Z. Entonces, una vez me hablan de su problema y yo extraigo la información, porque a lo mejor el problema que me dicen realmente no es tanto ese sino otro, es cuando empezamos a trabajar. En esas tres sesiones suelo trabajar la comunicación desde una forma genuina, poder encontrar esa comunicación que quieres que sea, trabajamos la mentalidad de ventas y la venta efectiva, porque el copywriting al final es venta, y una filosofía y una psicología de ventas, que sea entendible para la persona y que pueda recurrir a ella sin necesidad de seguir la fórmula AIDA o PAS, o la que se supone que tiene que ser según el gurú de turno. Después, en la tercera sesión, lo que solemos trabajar, es poner todo eso que hemos trabajado, esa comunicación efectiva, genuina, diferenciación y psicología de ventas, en una estrategia y táctica concreta.

Si te fijas, aquí no hablo en ningún momento de copywriting, porque el copywriting es un arte que hay que trabajar durante mucho tiempo y que es difícil transmitir. Es absurdo que yo te dijera que en tres sesiones te voy a enseñar a ser copywriter. Lo que sí te puedo enseñar es esa psicología básica de ventas con la que después tú no vas a necesitar esa fórmula de copywriting, porque vas a decir, Ostras esta persona lo que necesita es sentir que si se apunta a mi membership site va a tener esa sensación de grupo y dejará de sentirse solo. Lo que necesitas es saber que esa persona necesita esto y apelar a ello de una forma sutil e inteligente. Por eso no es copywriting, el copywriting yo lo enseño en los cursos que hago, y próximamente en una mentoría más larga donde trabajaremos venta y copywriting de forma grupal.

Michel Toumi: Este es otro proyecto que vas a hacer a corto plazo. Hablemos también de tus próximas actividades. Dentro del copywriting comentas que hay un proyecto donde ya haces cursos de formación, cuéntanos cuál es y en qué consiste.

Nahuel Cassino: Bueno, yo en su momento, junto con otros dos socios fundé Pushcamp, lo que pasa es que me pilló en ese momento de locura donde tuve que parar y me fui de la empresa. Ahí es donde, después de volver, estoy haciendo formación con ellos. Es decir, ya no soy parte de la empresa como socio, sino que soy parte del equipo formador de copywriting, email marketing y ventas. Justamente estamos con un curso en proceso, un curso práctico como a mí me gusta.

A mí me gustan dos cosas, que sea práctico y que sea divertido y entretenido. Creo que estamos hartos de que nos aburran y a mí me gusta darles caña, pincharles el culo, pero divertirnos y pasarlo lo bien, joder son sesiones de dos horas y media, y lo que más me gusta es que me digan al final de la clase que se les ha pasado volando. No me tienen que decir que se han divertido, es lo que hablábamos de la sutileza y de lo inconsciente, cuando me dicen «Se me ha pasado volando», que me lo suelen decir siempre, y es un viernes, imagínate un viernes dos horas y media y que la gente diga «¿Podemos seguir? Es que se me ha ido volando», me da la sensación de que realmente es positivo y práctico. Es que yo no te enseño una fórmula, es decir, te puedo enseñar una fórmula para que te estructuras mentalmente, pero lo que te enseño es esa capacidad de reacción ante cualquier momento de venta, de seducción, o de necesitar transmitir una idea de forma efectiva.

Michel Toumi: Eso lo quieres llevar un poco ligado quizá a lo que hacías en Cudacu, a sesiones en directo, hacer mentorías grupales, esa es más o menos una idea de cómo va a ser.

Nahuel Cassino: Efectivamente. En un momento pensé hacer sesiones más sueltas, pero, como te digo, creo que es necesario un acompañamiento hasta cierto punto y después que cada uno vuele y ponga en práctica esas habilidades y conocimientos que se les ha tratado de transmitir. Saldrá en noviembre esta primera edición, donde con un grupete pequeño, porque siempre me gusta que sean pequeños y que podamos estar en confianza, porque al final va a ser un momento muy íntimo donde cada uno contará y hablaremos no sólo de copy y venta, sino también de ese paso previo de recoger cada uno las limitaciones que nos imponemos a nosotros mismos y trabajarlas desde ahí. Porque al final la venta efectiva va mucho desde qué limitaciones tienes y cómo puedes trabajarlas para después vender tu producto y tu servicio, está enfocado a freelance, a dueños de negocios pequeños, obviamente a Jeff Bezos no le serviría de mucho [risas].

Pero la clave está allí, donde podemos trabajar y ser un grupete de confianza. Hay tres cosas importantes, que el grupo sea de confianza y se pueda generar un entorno donde se puedan confesar esas cosas y donde se pueden trabajar la venta desde ahí. Luego, el feedback en directo, no solo mío, sino de los propios alumnos, eso da la capacidad que no sólo yo, sino que la otra persona vea cómo otras personas lo ven, gente totalmente ajena tanto al mundo del copy y las ventas, como ajena a su negocio, esto es algo realmente potente. Y después, como te decía, la practicidad y el humor. No es algo encorsetado, no nos tenemos que poner corbata. De hecho, si lo hacemos por la tarde, a lo mejor nos tomaremos una cerveza mientras lo hacemos. Porque parece que en el mundo de los negocios hay que ser muy serio, y yo creo que hay que divertirse más y trabajar más desde ese disfrute de lo que hacemos y de lo que aprendemos.

Michel Toumi: A lo mejor Jeff Bezos se apuntaría si te conoce a través de tu lista de correo.

Nahuel Cassino: Que se apunte [risas].

Michel Toumi: Ese es el canal que tienes principalmente ahora en donde vendes tus servicios. Cuéntanos cómo te está funcionando.

Nahuel Cassino: Con nahuelcassino.com yo me puse de deadline el 1 de septiembre y lancé el 2 el primer email, tengo que reconocerlo, no soy perfecto ni mucho menos. Desde entonces mando un correo diario, un correo que la verdad me está sorprendiendo a mí mismo la recepción que está teniendo. Porque llevamos me parece 54, y ya he duplicado casi el objetivo que tenía, porque mi objetivo era tres meses, cien personas, y bueno, ya estamos llegando a los dos meses y estamos en casi dos cientos, he mirado el contador y éramos ciento noventa y pico activos con buenas tasas de apertura de clicks. Es algo poco importante, por así decirlo, pero me fijo bastante para ver cómo reacciona la gente, es decir, qué correos abren más, cuáles menos. Y sobre todo, comprobar que se están vendiendo por ahí las consultorías. Porque los servicios, por ahora, siempre lo tengo lleno.

Yo trabajo con pocos clientes, pero son clientes con proyectos grandes. Es decir, prefiero un cliente que me diga, «Voy a hacer todo el lanzamiento y luego vamos a seguir con y mails mensuales», porque al final, uno de los trabajos más importantes de un copy no es escribir realmente, sino es investigar y entender de qué va el tema. Y cuando haces una investigación potente y después te puedes dedicar a ese cliente una y otra vez de forma recurrente, es mucho más fácil para el copy y es un copy mucho más efectivo. Entonces, pocos clientes, clientes bien seleccionados con los que tanto ellos se sientan bien conmigo, como yo bien con ellos. No es sólo que quieran venir, sino también que yo quiers ir ahí, eso es algo que me está dando paz y tranquilidad, el poder seleccionar y ser más selectivo.

Y después, el resto de productos y servicios más pequeños sí que los vendo por la lista, como en este caso el pack de consultorías del que hablábamos, esta mentoría grupal que lanzaré a principios de noviembre. Creo que la lista es realmente un elemento muy potente a la hora de vender y de generar movimiento para un copywriter.

Michel Toumi: También hiciste cambios en tu web, coincidiendo con el regreso que hemos comentado, tienes algunas secciones curiosas como la página «NoMétodo» y la página «NoPortfolio», quizá alguien eche de menos que falta un «Sobre Mí», pero en cada una de esas páginas creo que hay suficientes pinceladas sobre ti como para que la gente sepa quién es Nahuel Cassino. Cuéntanos como has enfocado la escritura de la web, que en la previa me decías, Ostras, la estaría cambiando continuamente, que es lo que nos pasa a todos los copys [risas].

Nahuel Cassino: El otro día he escuchado una frase, no me acuerdo quién me lo decía, pero decía que una obra de arte no se termina, sino que se abandona [risas], porque si tuviéramos que esperar a terminarla, no acabaríamos nunca. Dicho esto, no soy artista, soy vendedor, pero inevitablemente siempre tenemos la tendencia a decir, Ostras, podría estar un poquito mejor. Por eso te digo lo del deadline, que es muy importante, yo me dije «Este día tiene que estar», y ese día estuvo, con sus errores, con sus shortcuts que no funcionaban, con sus faltas de ortografía y con todo eso, pero estuvo porque era mi compromiso conmigo mismo.

Mi web rezuma a mí mismo, la genuinidad de la que te hablaba, y no puse un «Sobre Mí» por el simple hecho de que no me dio tiempo ponerlo antes, y después dije Ostras, ya hay bastantes cosas sobre mí. Es importante, sobre todo, no hablar sobre mí, sino sobre la persona que me está leyendo. Dicho esto, puede que haga algún Sobre Mí, puede que añada páginas, puede que quite páginas, pero por ahora, como te decía, lo importante es que estuviera y que la gente se suscribiera y empezar a generar una lista y una atracción.

La página que más me gusta es la de NoPortfolio, porque creo que el mejor portfolio de un copywriter y la mejor forma de mostrar su trabajo es con su propio texto, es decir, con el texto que hace en su web, en sus redes sociales, con la manera que tiene de comunicar. Creo que es un arma de doble filo el que te pongas a generar un portfolio, claro, eso genera muchas expectativas en la persona que lo ve y dice, Ostras, es que yo quería que estuviera como ese trabajo que hiciste. A ver, pero es que tu negocio es distinto, tu negocio no requería esto. Por otro lado, muchas veces tampoco genera una credibilidad, porque yo me puedo inventar que he trabajado para Ford y decirte que les hice este anuncio. O el famoso ‘’¿Me has visto en…?’’, todas estas cosas que me rechinan más que me ayudan, y creo que a los clientes que yo quiero, por lo menos, también. En la página de Noportfolio me metía con esos copywriters que sí tienen portfolio, desde el amor, pero para diferenciarse, porque al final lo que tenemos que hacer es diferenciarnos. Pues yo no lo tengo, y lo enarbolo, digo que yo no lo tengo y no lo voy a tener.

Luego, el NoMétodo. Como digo, no tengo un método propio con mi nombre, aunque quedaría bien, ¿no? El método Cassino [risas], pero creo que por ahora no lo voy a tener. No descarto hacerlo en algún momento, porque yo me río de mí mismo, cambio, y pienso cosas hoy que a lo mejor hace dos meses no pensaba. Esa es la capacidad básica para ser feliz, ser capaz de verte lo absurdo y reírte de ti mismo. Entonces, en algún momento si tengo el método Cassino vuelvo y nos reímos de mí cuando no tenía ese método. Así es un poco la estructura de la web y cómo he querido plantearla.

Michel Toumi: Alguien te dirá que has llegado allí porque eres una persona creativa, y seguro que más de uno que haya estado en alguna consultoría te lo habrá dicho, ‘’Es que no soy una persona creativa, me atasco’’, ¿qué puede hacer, Nahuel, para superar esa falta de creatividad?

Nahuel Cassino: Creo que el bloqueo del escritor no deja de ser esas limitaciones que nos decimos a nosotros mismos, «No soy», «No sé», «No seré capaz», esa es una de las mayores dudas que tiene un ser humano, si va a ser o no capaz. Yo me centro en reventar esas dudas y demostrar que todos somos capaces de todo. De hecho, yo no era creativo, no era vendedor, no era copywriter hasta que aprendí a serlo. Fui capaz de darme mil hostias, de hacerlo mal, de ser el copywriter que pone «Voy a enamorar a tu cliente» mientras no lo hace. Yo era ese hasta que me di cuenta de que podía ser otro, que podía aprender otra manera, y al final vamos mejorando, todo es un proceso.

Hay mucho miedo a equivocarse, yo no tengo miedo, yo me equivoco en cada momento. A lo mejor he dicho alguna parida en este podcast y seguro que en mis emails también, y en todo lo que hago. Pero creo que eso también es parte de mí. Entonces, cuando se pierde el miedo a equivocarse es cuando te puedes dejar ir un poco más, te puedes soltar, puedes quitarte todos esas autolimitaciones que tenemos los seres humanos, y empezar a dejar de decirte que no eres algo y empezar a trabajar por serlo. Por lo tanto, si crees que no es creativo, apúntate a mi lista, te metes en las sesiones privadas y yo te ayuda a serlo [risas].

Michel Toumi: Has hablado de ser consciente de los errores que uno comete para poder seguir avanzando, ¿qué error profesional crees que te ha servido más para ser mejor copywriter?

Nahuel Cassino: ¿Cuál de ellos, tío? [risas]. Pues mira, yo creo que uno de mis mayores errores profesionales centrado en el copywriting ha sido creer demasiado en la estructura y no en la capacidad de aprender a reaccionar y entender las bases. Todos como copywriters y como seres humanos al principio buscamos ese método fácil y rápido para generar cartas de venta y para generar emails, entonces tendemos a ir hacia esos que nos lo prometen, hacia esas estructuras, plantillas, etcétera. ¿Esto qué hace? te encorseta. Te encorseta de una manera tan loca que no te das cuenta, pero que al final lo lees y dices, Pero si es que este no soy yo ni sé por qué he puesto esto aquí, pero como se supone que aquí tenía que ir la sección de «Me has visto en…» pues he metido ahí a calzador la sección de «Me has visto en». Este ha sido mí mayor error profesional, el encorsetarme ahí.

Luego, vuelvo a lo mismo de ese parón, de ese trabajo personal propio, lo que me ha hecho ser mejor profesional porque he sido capaz de entenderme mejor, de saber quién soy, cómo me gusta trabajar, qué me gusta y qué no. Ahí es cuando te sientes libre y tranquilo de trabajar con quien quieres, como quieres y de no estar tanto pensando en qué van a pensar, cómo se lo van a tomar, sino a disfrutar realmente de tu vida, que sólo es una, se acaba rápido y no hay que tenerle tanto miedo a las cosas.

Michel Toumi: Creo que has dado muchas claves, también para alguien que quiera empezar en el mundo del copywriting, pero, ¿darías un consejo más a alguien que se quiera iniciar en esta disciplina?

Nahuel Cassino: Sin duda, que no vayas a aprender de los gurú [risas]. Es que el problema con todos estos gurús que te llenan de plantillas y te hacen creer que el copy es seguir una fórmula A o B, es ese encorsetamiento, esa falta de naturalidad, y eso lo que hace es que suene demasiado a anuncio, demasiado robótico, demasiado aburrido. Yo lo que pienso siempre es que una persona que quiere empezar y que quiera aprender a vender se tiene que mirar primero a sí mismo y decir, Si yo quiero ser alguien a quien lean, ¿a quién estoy leyendo yo?, si yo quiero ser alguien que venda, ¿quién me está vendiendo a mí? Es darte cuenta cómo a la gente que lees, la que te vende, a la que prestas atención no es esa gente que está estructurada dentro una fórmula, sino que es gente que realmente te está haciendo sentir cosas, te está haciendo vibrar con lo que te está contando, te está haciendo imaginarte esa emoción, esa sensación, esa situación. Creo que ese es el punto.

Y se lo digo siempre a mis alumnos, ¿por qué compráis? Vas en redes sociales, estás haciendo scroll, ¿por qué te has parado en ese anuncio y en esa publicación? ¿Por qué llevas una hora leyendo la página de ventas de esta persona o de este producto y preguntándote «¿Será esto para mí?», con ganas de comprar, pero también con ganas de no comprar, ¿qué te está haciendo querer comprar? ¿qué te hace no querer comprar? ¿qué te hace tirar para atrás? ¿qué te hace abrir todos los emails de A o B? ¿qué te hace poner en la lista de spam a los emails del C? Y todo esto se basa en lo humano, en la psicología de ventas y en la psicología humana, en el trabajo previo que siempre te digo que yo trabajo con mis alumnos, o con esas sesiones, porque no hay que encorsetarse en la fórmula, sino que hay que saber reaccionar y para eso tienes que ir a la base.

Michel Toumi: Cuando uno es copywriter, acaba aplicando el copywriting en el día a día a casi todo, es una tendencia natural. Cuéntanos algún caso en el que tú aplicas el copywriting a diario.

Nahuel Cassino: El caso que siempre cuento es el de la bicicleta que vendí en Wallapop. Yo me mudé a Málaga hace casi dos años y tenía que vender una bicicleta que nunca había usado, la compré en ese momento y dije, Wow, voy a andar en bicicleta todos los días, en realidad la usé cuatro veces y ahí estaba la bicicleta nueva y pulcra y dije, La tengo que vender, porque eso de estar paseando la bicicleta de aquí para allá durante toda mi vida me parece que es un poco too much. Ahí necesité venderla con urgencia porque era justo cuando aún estábamos en pandemia, o sea, en este confinamiento que no nos dejaban salir ni para comprar el pan. Y justo se iba a abrir en una semana y dije, Necesito venderlo porque justo cuando abran, cojo una furgoneta y me llevo todo lo mío a Málaga y me voy a vivir allá. ¿Qué hice? Bueno, como mis capacidades fotográficas son pésimas, cogí un anuncio de otra bicicleta igual que la mía, del mismo color, y usé sus fotos que estaban bastante mejor. Lo que cambié fue el texto, y en vez de hablar tanto de bicicleta X con tantos cambios, con aluminio de no sé qué, lo que le hablaba es a esa persona. Me acuerdo que la primera frase con la que abría era «¿Quieres tener una bicicleta profesional por lo que cuesta una bicicleta del Decathlon?» Atacaba mucho al precio y también a esa necesidad de la gente de sentirse como yo me necesité sentir en su momento, sentirse deportista y que cuidas tu salud.

Y bueno, el texto funcionó muy bien, recibí varias solicitudes y en dos días la vendí por 30 o 40 € más de lo que pedía el anuncio de la competencia. Así que apliqué varias técnicas, le metí bonus también, decía que si me llamas ahora te llevas el casco de regalo[risas], y ciertas cositas que yo mismo me reía, decía Joder, al final es que no sólo funciona para vender cosas de forma profesional, sino también personal.

Michel Toumi: La verdad, Nahuel, no eres el primer copy que me comenta esto, que Wallapop y otras herramientas de venta de segunda mano son un buen campo para experimentar con el copy, para jugar con él y para divertirse, como dices tú.

Nahuel Cassino: Totalmente. Hay un experimento que hicieron donde cogieron a varios storytellers, copywriters y publicistas y empezaron a vender chuminadas en Ebay, que eran absurdas pero que les metían una historia y bueno, si la cosa valía 1 € la vendían por 50 €, por ese valor añadido de la historia y de hacerte sentir algo más allá de lo que es el propio producto.

Michel Toumi: Creo que este caso lo habías publicado por Instagram.

Nahuel Cassino: Sí.

Michel Toumi: Ahora estás empezando a pulsar las redes sociales dentro de tu nuevo proyecto, por ejemplo, has empezado a escribir más en Linkedin. ¿Cómo está evolucionando tu relación con las redes sociales? ¿Vas a seguir trabajándolas?

Nahuel Cassino: A mí las redes sociales me parecen muy interesantes, pero también me parecen peligrosas. Me parecen interesantes para captar atención, tráfico, pero me parecen peligrosas porque siempre hay que ir con la mentalidad de producir y no tanto de consumir. Las redes sociales están hechas para meternos ahí y no dejarnos salir. Entonces creo que lo importante es eso, cuando yo lo cojo desde el ámbito profesional, producir y no tanto consumir.

En Linkedin, por ejemplo, estoy probando qué funciona, qué no, el algoritmo, la atención… Y en Instagram lo que hago es hacer cositas sencillas y fáciles, frases o ideas, o algunas campañas creativas que también me van gustando y las voy publicando ahí. El impacto en la lista es pequeño, pero bueno, al final creo que hay que impactar y seguir picando piedra dentro de lo que te permite tu trabajo y tu tiempo. Yo no quiero ser un esclavo de mi trabajo, no quiero vivir para trabajar, sino que trabajo para vivir a gusto y disfrutar. Entonces, por ejemplo, Instagram lo tengo 100%  automatizado, una vez a la semana me pongo y automatizo toda la semana de publicaciones. En Linkedin sí que hago un pequeño teaser de mis emails apelando, sobre todo, a la curiosidad de la persona que lo lee, y haciendo que vayan a ver el email donde les voy a contar o desvelar esa cosa. Linkedin me funciona bastante bien. Hay siempre altas cuando publico, que suelo publicar cada día un par de horas antes, y luego cuando hago publicaciones más para Linkedin y para gente que busca esa interacción, algunas funcionan más, otras menos.

Como te digo, estoy probando. Pero no dedico tiempo exclusivo a publicar para esa red porque, inevitablemente, lleva tiempo, y ahora mismo quiero estar centrado en emails, clientes y mis propios productos y servicios.

Michel Toumi: El último invitado, que de momento está alejado de las redes sociales, pero ha dicho que a lo mejor se atreve y nos sorprende a todos con que empieza a trabajar una (no sabemos todavía cual), es Arturo García, y nos dejó una pregunta para para ti, siempre pedimos a los invitados que nos dejen una pregunta para el siguiente. Es una pregunta con mucha chicha y larga, como vas a ver. Si te llega un cliente con tres activos, una lista de veinte mil personas bien trabajada y que está activa, un buen producto de 1000 € con un alto margen de beneficio, y una buena y reputada marca personal (por tanto, tiene una buena lista, un producto y tiene autoridad). ¿Cuánto crees que valdrá una secuencia de 20 emails más una carta de ventas que pudiera duplicar o triplicar sus tasas de conversión? ¿Cuánto crees que costaría? Y ¿serías capaz de presupuestarlo?

Nahuel Cassino: Esta pregunta de Arturo tiene trampa. Arturo, cabroncete, esta tiene trampa [risas]. Porque claro, hay dos opciones de encarar este trabajo desde mi punto de vista. Está la opción de encarar el trabajo desde una propuesta cerrada, es decir, pues yo te cobro 7000 € por hacerte esto, y como estamos poniendo el caso de duplicar y triplicar, a la persona le va a salir más que rentable. Pero claro, esto tiene también otra opción, que los copywriters arriesgados que les gusta el mambo podrían encarar por ahí, que es, Mira, te cobro menos, o no te cobro un fijo, y nos metemos a un tema de porcentajes. Es decir, si yo tengo la seguridad de que voy a duplicar o triplicar ventas, porque efectivamente, lo que ha dicho Arturo es clave, una lista bien trabajada y un buen producto, que son pasos previos a que haya copy. Porque el copy pierde sentido si nadie te escucha y pierde sentido si tu producto es una caca.

Entonces, cuando Arturo pone estas características de este caso, es muy interesante plantearse el dejar el fijo aparte y meterse en un porcentaje. Es decir, Mira, yo te voy a cobrar Un X% de cada venta cuando tienes la seguridad, y casi nunca tienes la seguridad, pero con estos elementos es más que probable que generes muchas ventas. Es muy interesante centrarse en que la propuesta tenga un variable, porque el variable al final no sólo puede funcionar en una determinada fecha, sino ser para siempre. Imagínate que yo te digo, No te voy a cobrar, pero todas las ventas de este producto a través de este funnel y de esta estrategia de ventas que he diseñado van a generar durante el primer año esta cantidad, luego durante el segundo esto, y luego ya el resto de la vida esto, por ejemplo. Son maneras interesantes y diferentes de hacer una propuesta para un trabajo.

Por otro lado, tiene trampa, porque cuando dices si te atreverías a presupuestar, sí me atrevería a presupuestar, yo no hago presupuestos, hago propuestas. Esto lo aprendí de Luis y es un cambio de perspectiva muy interesante. Pero la primera pregunta que tenemos que hacerle a este cliente que nos viene con esto es decirle, ¿cuánto quieres invertir? Y una vez con eso se genera la propuesta si entra dentro de ese mínimo que tú podrías trabajar. Entonces, si tuviéramos ese dato podríamos hacer una propuesta, pero como no lo tenemos, yo creo que está bien el que se plantee estas dos maneras de trabajar. Porque muchas veces nos centramos en un presupuesto cerrado, es un, «Te hago esto por esto», y no barajamos la idea de la variable, que puede ser muy interesante, sobre todo en el caso que ha dicho Arturo, con una lista bien trabajada, un producto bueno, con mucho margen. Creo que aquí valorarlo es interesante.

Michel Toumi: De hecho, hablamos con Arturo que efectivamente se podía trabajar más a éxito, a comisión, pero que en España todavía es algo poco habitual.

Nahuel Cassino: Por el miedo. Es que da miedo cuando no se tiene la seguridad. Nunca vas a tener la seguridad cien por cien, pero joder, es que el caso que nos está poniendo aquí el amigo Arturo, una lista de veinte mil personas bien trabajada quiere decir que hay interacción, hay lectura, hay aperturas. Y un producto con margen y de un precio alto son dos ingredientes muy buenos para que con un buen copywriting y una buena estrategia de email marketing y de página de venta pueda generar mucho dinero.

Michel Toumi: ¿Has llegado a hacer algún proyecto en el que hayas trabajado a comisión?

Nahuel Cassino: Yo trabajaba a comisión, pero no en email marketing ni en página de ventas, sino con anuncios directos. La verdad es que funcionó bastante bien. Pero aquí hay que valorar una cosa, y es la confianza. Es decir, la confianza que tienes tú en esa persona, que te va a ser sincero, yo no lo haría con cualquiera. En este caso era un amigo, por decirlo así. Entonces, yo le dije, Mira, no te voy a cobrar nada, pero vamos a hacer esto y a raíz de cada venta, pues tú me vas a dar un porcentaje. Esto funcionó bien porque hay una confianza, si no hay confianza, hay que tener acceso a los datos y muchas veces a la gente le da miedito dar acceso a los datos de ventas y de márgenes a una persona externa. Entonces valóralo bien si vas a hacer una propuesta así porque tiene que ser alguien del que te fíes totalmente o trabajando con una transparencia brutal.

Michel Toumi: ¿Y qué pregunta dejarías tú al siguiente invitado?

Nahuel Cassino: Es una pregunta que me parece muy interesante y la hemos mencionado a lo largo de la entrevista, es que el mayor cliché que suelen tener los copys es decir que van a hacer las cosas, pero no hacerlas. Yo soy más de la filosofía de Goyo Jiménez, yo no lo digo, yo lo hago. Claro ejemplo es el de «Enamoro a tu cliente». Estoy harto de ver webs donde dicen, Bueno, voy a hacer esto, pero no lo hago contigo. Entonces, yo que soy tu potencial cliente y que estoy leyendo lo que tú vas a hacer por mí, tal vez me gustaría que en vez de decirme que vas a enamorar a mi cliente, lo hicieras. La pregunta es un poco pinchaculos y difícil como la de Arturo. ¿Cómo consigues hacer lo que dices que vas a hacer y demostrarlo? No sólo decir qué vas a hacer.

Michel Toumi: A ti, como te gusta ser pinchaculos, vamos a pincharte el tuyo, ¿qué contestarías tú?

Nahuel Cassino: Yo creo que lo más importante, y es algo súper difícil de aprender, es esa capacidad de ser sutil y ser indirecto a la hora de transmitir. Entonces, cuando tú dices «Voy a enamorar a tu cliente», «Voy a hacer esto por ti», estás yendo directo al cerebro consciente de la persona y lo que estás haciendo es que esa persona diga, Sí, claro, ¿cómo lo vas a hacer? ¿cómo me lo demuestras? Porque decirlo es muy fácil, pero hacerlo es lo complicado. Ahí entra esa sutileza y esa capacidad de no decir lo que vas a hacer, sino hacerlo. Yo en mi web, por ejemplo, en ningún momento te digo que voy a vender por ti millones, sino que lo que estoy haciendo es venderte a ti lo que yo te quiero vender, que en este caso es mi lista de emails, y cuando llegas a los emails y a la página de venta, llegas al pack de sesiones. Esto no lo hago diciéndote que voy a hacer esto por ti, sino que lo hago diciendo «Oye, yo hago esto», haciéndote sentir ciertas cosas mientras no te las digo, sino que las subcomunico, las meto ahí de forma más sutil.

El claro ejemplo, que no es mío, pero que lo trabajaba con los alumnos de mi curso que estamos haciendo con Pushcamp, es el anuncio del whisky bourbon que decía «Hay whiskys más baratos, filetes más finos y coches más pequeños», este anuncio no te está diciendo que es el mejor whisky, no te está diciendo nada directo, sino que lo que te está insinuando y subcomunicando es que tú puedes decidir dónde comprar y quién quieres ser, según lo que adquieras. Es decir, puedes comprar whiskys más baratos, porque los hay, pero la gente que compra el whisky más barato también es la que busca el filete más fino y el coche más pequeño. No nos gusta sentir que somos así, como un poco tacañetes, entonces te hace sentir mal y buscas de alguna manera no ser de esos.

El mismo caso es con mi web. Yo te subcomunico que no soy una persona que va a andar en clichés, que va a ir poniéndote frases típicas con estructuras y fórmulas. Pero no te digo que no voy a usar fórmulas, sino que claramente no uso una fórmula, entonces te hago ver que realmente lo estoy haciendo en vez de decirte que voy a hacerlo. Lo mismo con el humor, yo te digo que no te vas a aburrir en la lista en algún momento, aunque esto lo hago más en el primero, pero lo que hago en la página de ventas es que no sea una página aburrida, que sea una página que te la estás leyendo y dices, Ostras, este es un subnormal, o un ¡vaya chiste!, o un «Jaja, qué risa». Algo te produce, pero no es una página informativa y aburrida. Por lo tanto, te estoy subcomunicando que si trabajas conmigo vas aprender a hacerlo así, o voy a hacerlo yo para ti.

Michel Toumi: Sutileza es una palabra que utilizas mucho en tus escritos.

Nahuel Cassino: Sí, hay que ser sutil. Esto es un arte [risas].

Michel Toumi: Vamos a ir cerrando la entrevista, siempre me gusta acabar con misma pregunta para todos los invitados, ¿qué ha significado para ti convertirte en copywriter y qué es lo que más te gusta de esta profesión?

Nahuel Cassino: Para mí, convertirme en copywriter me ha dado la profesión que soy, que tengo y que vivo cada día. Dicho esto, soy mucho más que copywriter, soy un tipo curioso [risas]. Pero en el ámbito profesional, lo que me ha dado el copywriting es una profesión en la que poder divertirme, sobre todo ahora. Mi padre siempre me decía, Joder, tú serías un muy buen vendedor, y fíjate que he acabado siendo vendedor. Entonces, me ha dado la posibilidad de poner en práctica esas habilidades innatas de una forma más clara, estructurada y aprendida, y divertirme con ello.

Al final, creo que el trabajo al que mínimo le dedicamos 8 horas al día tiene que ser divertido, algo que nos guste, y, joder, a mí me gusta. En el momento en el que me deje de gustar, me aburra o no me llene, me iré al Tibet a retirarme en ese templo budista del que hablábamos [risas]. Para mí lo que me ha dado es un lugar donde estar tranquilo, donde poder ganar dinero a través de lo que se me da bien hacer, impactar en otros tanto haciéndolo para ellos o enseñándoles a hacerlo. Este el resumen de lo que me ha dado el copy y de lo que ha significado para mí ser copywriter.

Michel Toumi: Y lo que más te gusta es esa idea de divertirte haciéndolo.

Nahuel Cassino: Lo que más me gusta es divertirme haciéndolo, y lo que más me gusta también es el ser humano. Es decir, creo que los humano somos muy básicos. Nos creemos que somos muy especiales, pero nos diferencia el 1% del mono, por lo tanto somos muy básicos. Cuando entiendes cómo hacerlo bien es muy fácil hacerlo, y despertar en esas personas, lo que queremos despertar. Entonces me encanta divertirme, me encanta el estudio del cerebro, me encanta ver cómo nos comportamos y cómo nos contamos películas de lo conscientes y racionales que somos, y darme cuenta de que realmente no es así. Me tomo la vida como ese experimento diario, y eso me divierte y me hace aprender, crecer, etc.

Michel Toumi: Me he divertido mucho con esta entrevista, espero que también tú le hayas pasado bien. Para la gente que quiera seguirte, y por si acaso, si no se han quedado bien con tu nombre, ¿dónde te pueden encontrar?

Nahuel Cassino: La nave es nahuelcassino.com. N a h u e l, Casino con doble s, esto ya me lo aprendí desde los 3 años que me llamaban Manuel, Samuel, Balmel, y cualquier otra cosa menos Nahuel [risas]. Ese es el sitio principal donde me pueden encontrar y donde pueden suscribirse a mi lista, que es el mejor sitio para que cada día les envíe un email, una historia, o algo relacionado con la venta y el copywriting para que se lo pasen bien, para que disfruten y para que me compren también. En redes sociales, en Instagram es nahuelcassino_, en Linkedin como Nahuel Cassino. La verdad creo que lo mejor es la web, pero si quieres seguirme en redes sociales, esas dos son las principales. Y bueno, si ponen Nahuel Cassino en Google les aparecen todas las historias que hago y todos los sitios donde he estado. Así que, que me busquen, que no hay muchos [risas].

Michel Toumi: Nahuel, un placer, mucha suerte y mucha tinta para todos tus proyectos.

Nahuel Cassino: Muchas gracias, Michel. Un placer.

Michel Toumi: Un abrazo.

Nahuel Cassino: Un abrazo.


Pregunta que deja Nahuel para el siguiente invitado

«¿Cómo consigues hacer lo que dices que vas a hacer, y demostrarlo?».


No te pierdas ninguna entrevista

Estas han sido los últimas entradas en la sección Detrás del teclado:

Apúntate a mi lista para no perderte ninguna entrevista y escríbeme para sugerir nuevos invitados, preguntas que te gustaría escuchar o cualquier otro comentario sobre el programa 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *